Tiempo de unidad


La víspera navideña es generalmente un tiempo de gozo y de reflexión, que invita al reencuentro y la convivencia familiar. Mientras muchos de nosotros, de nosotras, departimos con nuestros seres queridos, es justo acordarse de que hay quienes, por más que quisieran, no pueden hacerlo.

Un día después de Navidad, y dos de Nochebuena, se cumplen 3 meses de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, y se vuelve necesario recordar que sus familiares pasarán estas fiestas sin ellos. Que en un día en el que se celebra la llegada del salvador, en la religión católica, lo que ellos sienten no es dicha ni alegría, sino angustia, dolor y el abandono de parte de las autoridades mexicanas.

Considero que es importante tenerlo presente, porque la situación que vive México es muy crítica, y en mucho se debe a la distancia que hemos creado entre nosotros como ciudadanía, en las divisiones ficticias que nos inventamos, donde la raza, la etnia, el color de la piel, el género, la sexualidad, la religión, el estatus social, económico y hasta las preferencias políticas o de equipo de futbol se vuelven razones para separarnos.

Es algo natural el buscar hacer conexiones con personas con las que tenemos más en común, o continuar amistades con las que crecimos y estamos acostumbrados a convivir, pero eso no significa que deba dejar de importarnos lo que sucede en la casa de al lado, en el pueblo vecino, en la comunidad contigua. Es imperativo recordar que, por encima de todo, somos mexicanos y mexicanas, compartimos la misma nacionalidad, y mientras está bien celebrar las diferencias, es un error permitir que éstas nos dividan.

La fuerza que como Nación podemos tener depende de esa unidad, de ese entendimiento del otro, no como un extraño, sino como un individuo con el cual nos podemos comunicar y formar alianzas. Como alguien que al igual que yo también busca su bienestar, quiere lo mejor para su familia y desea un futuro halagüeño. Ese alguien que pudiera ser yo.

Así, cualesquiera de nosotros podría ser uno de esos padres que en esta Nochebuena no convivirá con su hijo. Una de esas madres que no son capaces de superar lo sucedido el 26 de septiembre en Iguala, como se los pide el Presidente, porque ni siquiera tienen la certidumbre de si su vástago vive o muere. Cualquiera podría estar en su lugar, deseando contar con el apoyo de los demás para exigir al Estado todas las explicaciones a las cuales tiene derecho, y las garantías de seguridad para sí mismo y el resto de su familia.

Es quizás la empatía lo único que funcionaría para construir un mejor país, uno que de hecho heredemos a las siguientes generaciones sin sentir vergüenza, sin decir al final: “Lo siento, pude haber hecho más, pero estaba demasiado cómoda. Haz tú lo que puedas”.

En esta Navidad, cuando por la víspera solemos estar más sensibles, entendamos que no se puede estar bien individualmente si no nos encontramos bien como comunidad. Que no es posible encerrarnos en una burbuja de seguridad, cuando todo estalla a nuestro alrededor.

Debemos comprender que si no participamos en nuestro entorno para que éste mejore, en cualquier momento nos puede tocar a nosotros. Que una Navidad en donde tantas familias, de todos los estados de la República, buscan aún entre los vivos y los muertos a sus seres queridos no puede ser una feliz Navidad.

Esta columna fue publicada el 22 de diciembre de 2014 en Diario de Colima.

Acerca de Patricia Sanchez-Espinosa

Licenciada en Derecho y periodista de profesión. Actualmente soy la Subdirectora General de Diario de Colima, el periódico de más circulación en la entidad. Cuento con estudios de maestría en Género y Construcción de la Paz en la UNiversidad para la Paz de la ONU.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s