Justificaciones Inútiles


Independientemente de cómo lo intente manejar el PRI, lo que ocurrió el viernes pasado en la Universidad Iberoamericana es quizás el peor momento que ha vivido Enrique Peña Nieto desde el inicio de su campaña, en la cual se le había protegido, aconsejado y cobijado al máximo, para evitar momentos embarazosos como el que vivió en la FIL, que fue magnificado por el epíteto de “proles” con el que su hija calificó a sus detractores; o desaciertos desafortunados en entrevistas, como en la que declaró no saber el precio de la tortilla por no ser “la señora de la casa”, o en la que olvidó la enfermedad de la que murió su esposa.

En realidad el incendio generado por dichos momentos había logrado ser controlado y Peña Nieto se venía manteniendo estable durante los últimos meses, al grado incluso de sorprender a todos aquellos y aquellas que esperaban verlo trastabillar y replegarse ante sus adversarios en el debate del pasado 6 de mayo, donde logró no sólo mantener un discurso estable, sino responder firmemente a algunas de las acusaciones que le hacían. Sí, Enrique Peña venía esquivando exitosamente todos los riesgos que pudieran perjudicar su campaña: Hasta el viernes.

¿Pero que pasó en la Ibero? Ni bien se había terminado de ir, las opiniones inundaban ya las redes sociales. Por la tarde el hash tag #MeEscondoEnElBañoComoEPN era ya un trending topic mundial, y los videos subidos a la red por el mismo estudiantado contrastaban con la información que se publicaba en los medios de comunicación, donde se le atribuía la manifestación de rechazo a un “puñado” de estudiantes.

Sin embargo, los videos son abrumadores. Desde varios ángulos muestran no sólo la apurada salida de Peña Nieto por la puerta de atrás, sino también la parte del frente de la Universidad –por donde originalmente saldría el candidato– llena de gente armada con pancartas y lonas, en donde se le recordaba la represión que tuvo lugar en San Salvador Atenco, sus vínculos con Carlos Salinas de Gortari, además de diversos y floridos calificativos. En otro video, grabado por la estudiante Cecilia Villaverde, se le puede observar de cerca mientras dialoga con personal de la Ibero sobre rutas alternativas para abandonar el recinto, en el mismo se puede apreciar su rostro descompuesto, desencajado, claramente afectado por la situación del momento, e incluso se logra escuchar cuando pregunta: “¿Por allá afuera hay salidas para salir?”.

Pero lo más interesante comenzó a ocurrir una vez terminada la dura expresión de rechazo en la UIA, donde, en el “control de daños” parecieron cavar hacia abajo en la búsqueda de una salida. En la radio 90.9 de la Ibero, Pedro Joaquín Coldwell, presidente del Partido Revolucionario Institucional, puso en duda si los y las jóvenes que lanzaron las descalificaciones fueran estudiantes de la Ibero, de la que él es egresado, tan sólo para ser desmentido por el mismo locutor, quien le aclaró que no se le permitió la entrada al plantel a ningún grupo ajeno a la Casa de Estudios. Fue entonces que el dirigente tricolor pidió a sus autoridades que investigaran para castigar a los responsables, cayendo en la misma represión de la cual los acusaba el estudiantado.

Poco más tarde surgió la versión de los grupos perredistas manipulando a la juventud de la Universidad jesuita. El líder de los senadores del PVEM, Arturo Escobar, responsabilizó directamente a Andrés Manuel por lo ocurrido, asegurando que el grupo de jóvenes que “buscó insultar y agraviar a Peña Nieto venía acarreado, armado y orquestado por el grupo de López Obrador” y aseguró (a pesar de la aclaración previamente hecha) que estaba convencido de que no eran estudiantes de la Ibero. La motivación de AMLO, según el senador, era buscar venganza por la mención que hiciera en el debate Enrique Peña sobre el gasto de mil millones de pesos que el postulante perredista supuestamente gastó en comunicación social cuando fungió como jefe de Gobierno del Distrito Federal. 
Se dijo también que muchos jóvenes que estaban ahí no sabían la razón por la cual gritaban, que tan sólo estaban reproduciendo lo que se les había indicado. Ese mismo día, en una entrevista con Pablo Hiriart y Ana Paula Ordorica, en Frente al País, de Imagen Informativa, un representante de la campaña de EPN (de quien no alcancé a escuchar el nombre) aseguró haber oído a una estudiante preguntarle a otra que “¿qué era eso de Atenco?”, a lo que ésta contestaba que no sabía, pero que lo siguiera gritando. 

Lo interesante es que las acusaciones y explicaciones tanto de priistas como de sus aliados en el Partido Verde, lejos de ayudar a su candidato, sólo confirman aquello mismo de lo que se les acusa, pues nos recuerdan las descalificaciones que hicieran las autoridades del gobierno de Gustavo Díaz Ordaz, para desacreditar el movimiento estudiantil de 1968. También entonces dijeron que el estudiantado era manejado por líderes ajenos a las universidades, que había infiltrados que ni siquiera eran estudiantes, y también entonces se pidió (y ejecutó) que se castigara a los revoltosos.

Pero la mayor muestra del parecido entre ambos PRI la dio el mismo candidato durante su disertación en la Ibero, cuando lo interrogaron sobre el caso Atenco, en la cual empleó un léxico y una actitud que se asemejaba a la de su desprestigiado antecesor, al asegurar que: “Fue una acción determinada que asumo personalmente, para restablecer el orden y la paz, en legítimo derecho que tiene el Estado Mexicano de hacer uso legítimo de la fuerza pública”. En poco tiempo, su discurso fue entremezclado con el que rindió Díaz Ordaz tras la masacre de Tlatelolco, donde el expresidente decía: “Asumo íntegramente la responsabilidad personal, ética, social, jurídica, política, e histórica, por las decisiones del gobierno en relación a los sucesos del año pasado”.

Fue, de hecho, su justificación sobre la desproporcionada represión ejercida en Atenco –donde en los videos de ese día se puede apreciar el claro abuso que cometen las fuerzas policíacas, que escala una vez que los manifestantes son sometidos, resultando en lesiones, vejaciones, violaciones y abusos sexuales–, lo que terminó por enardecer a la ya encendida concurrencia, quienes entonces explotaron en insultos.

Por otro lado, el obstinado intento de su equipo por culpar a López Obrador del incidente –de lo cual ya se deslindó el postulante perredista– no hace más que poner a Andrés Manuel en un primer plano, que sugiere que es él, y no Josefina Vázquez Mota, quien representa ahora la mayor amenaza para el priista; responsabilizar a Andrés López por los actos de desprecio a Enrique Peña pueden terminar por actuar en su contra y mandar el mensaje de que éste está más cerca de él de lo que las encuestas muestran.

Pero por más excusas y teorías conspiracionistas que quieran sacar, lo sucedido en la Ibero fue en realidad un descuido del equipo del candidato del PRI, quien debió de haberlo disuadido de entrar en el momento en el que se percató de la cantidad de pancartas de rechazo que había a las puertas de la Universidad. Debieron de haber previsto que algo podía salir mal, y que su abanderado no iba a salir bien librado; qué lástima que después de tanto tiempo de tenerlo bien cuidadito desde el desliz de la FIL y las entrevistas fallidas, hayan tropezado tan feo, aunque eso también nos sirve para darnos cuenta de lo frágil que es la política, en donde un día se puede estar en las nubes de las encuestas, para después encontrarse en el suelo. Muchas cosas pueden pasar todavía en estas semanas previas a las elecciones.

Esta columna fue publicada en Diario de Colima el 14 de mayo de 2012

Acerca de Patricia Sanchez-Espinosa

Licenciada en Derecho y periodista de profesión. Actualmente soy la Subdirectora General de Diario de Colima, el periódico de más circulación en la entidad. Cuento con estudios de maestría en Género y Construcción de la Paz en la UNiversidad para la Paz de la ONU.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s