Adoptar con Humanidad

FRANCESCA POLINI

Parece una redundancia y una obviedad el título (¡uno siempre “adopta con humanidad!”), pero al parecer no tanto por lo que se ha escrito en la prensa irlandesa y mexicana sobre la cuestión de las adopciones ilegales, desde que se descubrieran irregularidades en los últimos meses, tema que ha acaparado la atención del público tanto de éste como del otro lado del Atlántico.

También mucho se ha escrito sobre mi visión sobre las acciones a tomar ante la posibilidad de que individuos realicen adopciones ilegales desde México hacia Irlanda u otros países desarrollados. En ese sentido, mis perspectivas han sido principalmente tomadas de mi libro de ficción “Mexican Takeaway” (Mexicanos para llevar), donde relato una charla que tuve con un abogado de adopciones en Guadalajara.

Naturalmente, la prensa ha tomado mi libro como “real”; sin embargo, lo primero que quisiera aclarar aquí es que mi libro es ficción basado en hechos reales que atañen a nuestro viaje para adoptar internacionalmente a mi primera hija. Entonces, tal como lo he planteado en el propio libro: “cualquier similitud con personas reales, vivas o muertas es una coincidencia”, y por ende es difícil usarlo como recurso periodístico porque, a pesar de que el libro se basa en nuestras experiencias, sus hechos no pueden ser considerados como “reales” ni en ésta ni en otras circunstancias.

Con todo, y más allá del malentendido, quisiera dar mi punto de vista sobre lo que he visto desde mi propia experiencia, dado que ya he adoptado dos niños de México y puedo dar cuenta de aquello que recuerdo con cariño, y de aquello que prefiero no ver nunca más ni para mí ni para nadie quien quiera adoptar.

LAS DOS CARAS DE LA ADOPCIÓN

En nuestra experiencia, hemos encontrado un lado sórdido, pero también un costado increíblemente humano del sistema de adopción mexicano.

Por un lado, encontramos efectivamente a un abogado que trató de vendernos bebés a través de una agencia de adopción legal e internacionalmente reconocida en los Estados Unidos. Este abogado era astuto, conocedor de las grietas del sistema y supongo tenía sus conexiones necesarias. Y mucha gente -nosotros mismos incluidos- consciente de su conducta incorrecta, no tenía el poder ni conoce lo suficientemente el sistema como para denunciarlo. Este abogado operaba de una forma que era absolutamente “legal” en apariencia. Y encontramos gente que usó a sus niños como elementos de cambio, que estuvieron listos para conseguir el dinero fingiendo que era para sus niños pero en realidad era para ellos.

Pero también encontramos a la gente más increíble capaz de una humanidad que no habíamos visto antes; y ésta es la gente que prefiero recordar y rescatar cuando pienso en el país asombroso e increíble que es México. Queda en mi retina el silencioso y dedicado trabajo de profesionales comprometidos con la niñez y la familia, que conocen las complejas realidades en las comunidades de diferentes estados, y cuya motivación está centrada en brindar un futuro mejor para todos. También rescatamos el trato humano, la vigilancia en el bien superior del niño, la transparencia y el espíritu de servicio en el marco de la legalidad. Su labor y su vocación deben ser hoy la referencia de las autoridades para pensar, diseñar e implementar las mejoras que preserven la credibilidad del sistema.

CAMBIAR  PARA MEJOR

El peligro de lo que pasa ahora consiste en que la adopción tanto como un acto humano como un hecho internacional tienen un nombre incorrecto por los motivos incorrectos. Con el número de niños tomados en cuidado aumentando cada día en cada país en el mundo (sólo en enero 900 de ellos fueron tomados en cuidado en el Reino Unido) el sentido común sugeriría que el proceso de adopción, a menudo el único modo de garantizar a los niños una casa estable y un ámbito cariñoso, debería ser tan sencilla y centrada en el niño como fuera posible, sobre todo en un mundo donde el concepto de familia es cada vez más diverso.

En un mundo donde la adopción es cada vez más necesaria, alguna vez las personas que trabajan infatigablemente para proteger a niños descuidados tienen que ser reconocidas y apoyadas por reglamentaciones adecuadas y autoridades competentes mientras que las personas que se abusan de un acto tan honorable, de la desesperación de madres pobres, tienen que ser juzgados por ser responsables de sus actos de avaricia y crueldad. Porque los niños deben estar primero.

Desde que hemos adoptado a nuestra hija, he iniciado una campaña por un mejor sistema de adopción tanto en el Reino Unido como internacionalmente. En mis escritos y trabajo cotidiano intento poner a los niños en el centro de la cuestión y busco introducir mas perspectivas éticas y humanas en la forma en que los niños, las mujeres embarazadas y los padres adoptivos son tratados. Éste es un trabajo que llevará décadas, pero debemos empezar ahora.

Ha sido Ignacio Allende, uno de los héroes de la Independencia Mexicana, quien se cuenta alguna vez dijo: “Sin importar el tamaño de la ciudad o pueblo donde nacen los hombres o las mujeres, ellos son finalmente el tamaño de su obra, del tamaño de su voluntad de engrandecer y enriquecer a sus hermanos”. Es tiempo que las autoridades acompañen a quienes engrandecen a México con su amor y dedicación.

Francesca Polini es Presidente de Adoption with Humanity (Adopción con Humanidad). Esta columna fue escrita en Diario de Colima el 16 de febrero de 2012, como respuesta a la de “Complicidades”, escrita por mi.

Acerca de Patricia Sanchez-Espinosa

Licenciada en Derecho y periodista de profesión. Actualmente soy la Subdirectora General de Diario de Colima, el periódico de más circulación en la entidad. Cuento con estudios de maestría en Género y Construcción de la Paz en la UNiversidad para la Paz de la ONU.
Enlace | Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s