Racist Gear


CASI para finalizar el mes de enero, los protagonistas del programa Top Gear, ganador del Emmy Internacional, hicieron algunos comentarios discriminatorios contra los mexicanos, el estereotipo de nuestra conducta y gastronomía, la cual apenas el año pasado fue reconocida como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por la UNESCO.

Lo anterior sucedió cuando los presentadores del programa se referían al automóvil de fabricación mexicana, el Mastretta MXT, recién develado en el World Motor Auto Show 2011-2012, del cual sugirieron que debía de ser “perezoso, irresponsable, flatulento y pasado de peso”, pues el vehículo reflejaría los atributos de la nacionalidad de sus fabricantes. Los comentarios en general poco aludieron al auto; en su lugar se centraron en una burla basada en conceptos sobre mexicanos y una dura (y me atrevería a decir, injusta) crítica a nuestra comida.

Sin embargo, el embajador mexicano, Eduardo Medina Mora, al parecer sí estaba despierto, e inmediatamente exigió una disculpa pública de la BBC, así como de los integrantes del programa Top Gear, por el insulto recibido. La agencia británica, obligada por la representación diplomática mexicana, la enorme ola de indignación que suscitaron los comentarios y el Parlamento inglés, ofreció una disculpa a medias, donde afirmó que aunque los comentarios de Richard Hammond, James May y Jeremy Clarkson pudieron haber sido “rudos y traviesos”, no había en ellos ningún sentimiento de rencor o venganza. “Nuestros propios comediantes hacen chistes acerca de los ingleses como pésimos cocineros, y los italianos desorganizados y dramáticos, a los franceses como arrogantes y a los alemanes como demasiado organizados”, afirmó Andy Wilman, productor ejecutivo del programa, quien además añadió que esto es parte del humor inglés, aunque pasó por alto la calidad de los chistes, así como la saña implicada en ellos.

Por otro lado, Richard Hammond, uno de los conductores que comentó “…sólo imagínate despertar y recordar que eres mexicano…”, también se disculpó por medio de su página de internet, justificándose al decir: “Sí, estereotipamos en Top Gear, y sí, eso puede salir mal. Pero también creo que es gracioso y eso es lo que esperamos reflejar con el público”, siguió.
Steve Coogan, otro comediante inglés, calificó de “ignorantes” a los presentadores de Top Gear en su columna en The Guardian, a quienes acusó de promover un “racismo informal”, el cual calificó como “perverso”, y arremetió contra la cadena BBC por no haber sido más enfática en sus disculpas, tal vez como una muestra de que el “humor británico” no tiene que basarse forzosamente en la discriminación a otras nacionalidades.

En nuestro país las opiniones en general fueron varias, pues mientras la mayoría de mexicanas y mexicanos que se enteraron mostraron indignación, hubo otros que sugirieron que tales comentarios no eran para tanto, e incluso hubo quienes coincidieron con los conductores, tal vez sin considerar que Hammond, May y Clarkson también los incluían a ellos en su crítica generalizada de la mexicanidad. Entre las personas con las que traté el tema, hubo quien atinadamente me externó que no entendía por qué la gente se indignaba más por aquellas citas xenófobas, en lugar de dirigir su molestia hacia asuntos más vergonzantes ocurridos dentro del territorio nacional, como el de la guardería ABC.

Por supuesto que hay muchos casos en México que son merecedores del oprobio nacional, y que hay mexicanas y mexicanos que comparten las características del cliché impuesto –las cuales no discriminan entre nacionalidades–, sin embargo, en mi opinión, es importante marcar una línea a los prejuicios que irresponsablemente se pretendan hacer de nuestra etnicidad, con la única intención de elevar el rating, ya que alimentan el odio injustificado hacia una procedencia o raza determinada, lo cual puede derivar en ataques raciales.
Mecanismos como el referido han sido usados de muchas maneras para crear popularidad, e inclusive para fomentar la unidad nacional; un caso lamentable es el ocurrido en la Alemania nazi, donde Hitler utilizó la supuesta superioridad de la raza aria para robar, dominar e intentar exterminar a la estirpe judía, en uno de los más oscuros pasajes de nuestra historia. Otro caso es el que por tanto tiempo fructificó en Sudáfrica, donde los ingleses implementaron una discriminación sistemática en contra de las personas de raza negra, con el ahora extinto apartheid, lo que me lleva a reconsiderar el “humor británico” y sus consecuencias.

Creo que el anterior episodio le acarreará cierta pérdida de rating a Top Gear en México, aunque no considero que ésta sea desmedida, por la gran aceptación con la que cuenta dicho programa en el país. Lo que sí considero es que los conductores involucrados se la pensarán dos veces antes de insultar a los mexicanos nuevamente, ahora que comprobaron que no somos tan “flojos” como ellos nos describieron, y que reconsiderarán las consecuencias de manifestar sus prejuicios xenófobos y racistas, amparados en una mal usada libertad de expresión.

Por lo pronto, como reacción positiva, el gran ganador de esta contienda es el Mastretta MXT, quien gozó de una publicidad inesperada.


El intercambio de palabras se desarrolló de la siguiente manera:
James May: Chicos, escuchen, ¿alguno de ustedes ha querido alguna vez un auto mexicano?
Jeremy Clarkson: Sí, yo sí (en tono sarcástico).
May: Bueno, pues hay buenas noticias, porque existe uno y es éste (muestra el Mastretta MXT en una pantalla) y se llama “tortilla”.
Clarkson: No, no puede llamarse “tortilla”. ¿Cómo se llama?
May: No puedo recordarlo, es algo un poco…
Clarkson: Entonces te acabas de inventar el nombre “tortilla”.
May: Bueno, sí.
Clarkson: Lo sabía.
May: Lo olvidé, lo siento.
Richard Hammond: ¿Por qué desearías un auto mexicano? Los autos reflejan las características nacionales, ¿no? Los alemanes son bien construidos y altamente eficientes. Los italianos, extravagantes y rápidos. Los mexicanos serán perezosos, irresponsables, flatulentos, pasados de peso y recargados en una barda, dormidos, viendo un cactus con una cobija con un hoyo en medio, usándola como abrigo.
May: Es interesante porque los mexicanos ni siquiera pueden cocinar, ¿no? Porque todo lo que cocinan es como vómito con queso encima.
Hammond: Vomitada refrita.
May: Sí, vomitada refrita.
Clarkson: ¿Cuánto cuesta este auto deportivo mexicano?
May: El auto mexicano refrito cuesta 33 mil libras.
Clarkson: Eso no es mucho, porque alguien tuvo que pagar para el desarrollo de este auto, y sólo para traerlo en un contenedor te cuesta casi 800 (libras).
May: Bueno, pero ellos lo describen como un auto con espacio, bien construido y con buena dirección.
Hammond: ¡Wow! ¡Tiene dirección!… Lo siento mucho, pero sólo imagínate despertar y recordar que eres mexicano ¡Oh no!
Clarkson: ¡Sería estupendo! Porque de inmediato puedes volverte a dormir y seguir dormido todo el día… ¡Oh, soy mexicano!
Hammond: Eso es lo que voy a hacer todo el día.
Clarkson: Por eso es que no recibiremos ninguna queja por esto. Porque la Embajada mexicana y el embajador van a estar sentados con su control remoto así (se reclina sobre su asiento y hace como si roncara). No se van a quejar, no pasa nada.
Lo anterior enmarcado por las risas y aplausos del público.

 

Esta columna fue publicada el 7 de febrero de 2011 en Diario de Colima, y puede ser vista en el siguiente link: http://www.diariodecolima.com/hemeroteca/antercola.php?c=8732

Acerca de Patricia Sanchez-Espinosa

Licenciada en Derecho y periodista de profesión. Actualmente soy la Subdirectora General de Diario de Colima, el periódico de más circulación en la entidad. Cuento con estudios de maestría en Género y Construcción de la Paz en la UNiversidad para la Paz de la ONU.
Esta entrada fue publicada en Derechos Humanos, Racismo, Violencia y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Racist Gear

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

  2. Sergio Gutiérrez dijo:

    Se ponen a hablar como si sus olimpiadas fueran a ser mejores que las de beijing 2008, ellos si que se han dormido en sus laureles y a la hora de demostrar su capacidad al mundo muestran lo contrario. Me imagino sin temor a equivocarme que estarán (las olimpiadas) al mismo nivel que los panamericanos de guadalajara 2011. En verdad que pena ajena me causa la ignorancia de éstas personas.

  3. tu mama dijo:

    imaginense despetrar y decir oh no soy un pendejo de mierda y me creo bien a ka por k soy de top gear y estoy total mente cagado de dinero y me dan envidia los mexicanos por que los de mi pais estan bien pendejos y asi que recuerden ballanse ala mierda putos conductores de top gear

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s