Sara Sharratt: Hay desinterés de gobiernos por la mujer


Para la activista por los derechos de las mujeres, Sara Sharratt, los gobiernos no están verdaderamente preocupados por las mujeres, ya que para ellos son importantes únicamente cuando se les puede usar para sus medios políticos y para seguir manteniendo un sistema totalmente androcéntrico y patriarcal.

Sara Sharratt

A continuación se transcribe de manera íntegra la primera de dos partes de la entrevista que le realizó la subdirectora general de DIARIO DE COLIMA, Patricia Sánchez Espinosa.

Patricia Sánchez Espinosa (PSE).- ¿Cree usted que existe en Latinoamérica un entendimiento sobre lo que significa el género?
Sara Sharratt (SS).- En esta pregunta tengo mis dudas, porque yo sé, conozco tantas, tantas mujeres feministas en toda Latinoamérica, muchas mexicanas, que a mí me cuesta creer a veces que no hay un entendimiento de género. Pero después me recuerdo en cierta forma, dado que, a pesar de todos los estudios, a la par de todos los esfuerzos, ha sido muy difícil que entre en plenitud en los gobiernos, en las constituciones y en los textos universitarios, etc.
Entonces, es increíble que a pesar que hemos tenido impacto, no es suficiente. Parte creo yo, es por el privilegio de poder ignorarlo y no darle importancia; siempre tener otras cosas que son más importantes que las mujeres, pero también confusiones que la gente tiene que cree que género quiere decir mujer, cuando no tiene nada qué ver con la construcción de la masculinidad o de la feminidad.
Por ello, creo que en los círculos que a veces yo, por haber viajado tanto en círculos muy feministas en todas partes del mundo, y con gente que viene a oír lo que uno dice, cree que el resto del mundo es así, pero no, no creo que lo tenga Costa Rica, que ahora es buen ejemplo de ello: aunque hay una mujer que está corriendo para Presidenta, no tiene ninguna perspectiva de género, entonces, ¿es una ganancia?, sí es una ganancia en cierta forma, pero no tiene ninguna perspectiva de género; eligió a dos hombres que son totalmente tradicionales y bastante conservadores, yo los conozco a ambos.
La violencia es brutal en Costa Rica y en todos lados; la violencia contra las mujeres principalmente, entonces, sí la hay y no se han implementado programas o cosas específicas para combatir esa asimetría en la situación de poder.
PSE.- ¿Cree usted que esa falta de interés del gobierno sea porque creen que los derechos de las mujeres se cubren sencillamente cubriendo los del hombre?
SS.- Yo creo que ellos tratan de zafarse de esa forma, pero creo que sinceramente no les interesa, no están preocupados por las mujeres. Las mujeres no somos importantes para ellos, las mujeres somos importantes cuando se nos puede usar para sus medios políticos, para seguir manteniendo el sistema totalmente androcéntrico y patriarcal en que nos manejamos. Simplemente no somos importantes, el mundo es de ellos, para ellos y nosotras estamos aquí para servirles a ellos.
PSE.- ¿Somos parte de la esfera doméstica?
SS.- De la esfera doméstica, también si quieres dividirlo, de la esfera doméstica, pero también si te sales de lo doméstico, en las esferas supuestamente más públicas, las mujeres recibimos menos salario. La maternidad se considera una enfermedad, una disability (discapacidad), entonces, el mundo está organizado para que sean los hombres los que puedan ir al trabajo tiempo completo, cuando las mujeres, en muchos lados, tienen que hacerlo tiempo parcial, así que no es solamente lo doméstico, sino que el mundo está construido en tal forma de que sean los hombres los que tengan el poder y que a nosotras, por delegarnos lo doméstico, permita que eso funcione.
También, cuando entramos al público, entramos en una desventaja terrible, porque no es nuestro mundo, no es el mundo al que pertenecemos, y parte del incremento, como yo lo veo, sí, como un incremento tan grande de la violencia alrededor del mundo contra la mujer, es parte de las ganancias que hemos tenido, pues siempre que hemos tenido ganancias viene un retroceso, un backlash, se dice en inglés, y yo lo veo claramente, otra vez, bastante fuerte.
PSE.- ¿Cree que es normal este retroceso, que hay intereses de por medio para que las cosas permanezcan como están o como estaban?, porque inclusive estamos perdiendo algunos derechos.
SS.- Yo creo que, donde yo tenía las esperanzas de que los gobiernos feministas tuvieran más éxito, es donde ha habido el backlash más terrible. Ahora en Estados Unidos, por ejemplo, ví a una mujer en la clínica que estaba usando unos zapatos que no podía creer que estaba usando, pues eran unos de esos tacones altísimos. La moda no es un accidente que se vuelva así, si observas a una mujer que tiene unos tacones así, es una mujer mucho más vulnerable, porque la pueden empujar, la haces como muñeca, así lo he visto en los países más fuertes.
Los Estados Unidos, siendo uno de ellos, y países africanos, por ejemplo, y países asíaticos, veo más progreso, creo que en los países occidentales, yo creo que el nuevo feminismo, la nueva onda de feminismo, va a venir de esos lugares, no va a venir de occidente, pues en occidente ya llegó.
Es decir, de Estados Unidos qué esperas, o de una Europa, de Holanda, que es el país en que vivo: tiene el más alto porcentaje de mujeres que trabajan part time (medio tiempo) de todo Europa.
PSE.- ¿Usted ha tenido la oportunidad de ayudar a las mujeres en tiempos de conflicto? Si es así, ¿cómo fue su experiencia?
SS.- Ay, Dios mío. Dura, dura, porque en la guerra no hay una línea muy clara entre lo que pasa y lo que se llama paz y lo que se llama guerra. Llamar la situación de las mujeres donde no hay guerras, declaradas paz, es inconcebible, porque hay tantas mujeres asesinadas, golpeadas y maltratadas en todos los niveles, y no solamente eso, sino en el nivel social, económico y político de todos lados.
En la guerra lo ves de una manera más exagerada, ves la violencia multiplicada por 20, pero es, no es distinto, ¿me entiendes?, es sencillamente algo más, entonces, es muy difícil porque estás lidiando, primero, con una cosa tan masiva de crímenes, que es difícil de tolerarlo. El precio que pagamos todos los que hemos trabajado ahí es fuerte, pero eso no quiere decir que no vale la pena, pero es muy difícil manejarlo.
Ahora se puede ayudar y hay diferentes clases de ayuda. Al principio, con muchas mujeres con las que yo he trabajado, al principio la ayuda es diferente de la que puede ser luego, principalmente si han tenido pérdidas enormes, pues es muy difícil recobrarse después de que te han matado a todos tus hijos enfrente tuyo, si te han quemado tu casa, si viste a toda tu familia ser llevada a campos de detención.
También si fuiste violada o si viste que a tu hija la han violado enfrente tuyo, además, si has visto a tu marido que lo fuerzan a tener relaciones con tu hija.
Entonces, es una cosa tan terrible que al principio lo que tienes que hacer es saber cómo lograr trabajar un poco con el trauma para que vuelvan a funcionar, además, ver que tengan las cosas básicas para sobrevivir, pues no se puede pensar en otra cosa, tienes que pensar en que tengan qué comer, que tengan un lugar donde se sientan seguras, un lugar en que no estén expuestas a más traumas.
Ha habido luchas en Bosnia, que es donde he trabajado mucho, donde se tienen experiencias con grupos de que han luchado para que las mujeres reciban pensiones del gobierno que antes no las recibían, entonces, ya ésa es una ayuda, se les han buscado que tengan minicréditos para que puedan comenzar a trabajar y puedan sobrevivir, porque muchas de ellas han perdido a sus hombres. Se les puede ayudar de una manera en que se reconozcan las destrezas que tienen y reforzárselas; hacer acciones para que las contraten y se les den trabajos, entonces, las ayudas tienen que ser en diferentes etapas.
PSE.- ¿Usted cree que los organismos internacionales están haciendo lo suficiente?
SS.- No, no.
PSE.- ¿Tienen conciencia de lo que tienen que hacer?
SS.- No la tienen claramente, por lo que ahí es donde creo que falta, como a las Naciones Unidas les falta verdaderamente, aunque se están planteando hacer esfuerzos sobre lo que se llama perspectiva de género, ¿qué quiere decir eso?: quiere decir que las guerras han cambiado mucho, estás hablando en situaciones de conflicto.
Ahora, las guerras ya no son peleadas en campos determinados, sino que son peleadas entre los civiles, pues los civiles son los principales muertos, no son los soldados y, además de eso, las principales muertes es a las mujeres.
Entonces, ha costado mucho que se ponga atención, dado que la guerra supuestamente es para hombres y de los hombres, hay que poner atención a lo que verdaderamente está pasando en el suelo, en underground (subterráneo), de lo que está realmente pasando
El problema es ése, que no hay programas específicos, y si los hay, en su mayoría están dirigidos a los hombres o a los niños. Muchas mujeres en Rwanda, se quejan de que los hombres que están acusados de toda clase de crímenes, reciben los cócteles para el sida y las mujeres que están muriendo de sida, no les dan absolutamente nada.
PSE.- ¿Se están muriendo de sida?
SS.- Se están muriendo de sida, entonces, el resentimiento es tan grande de que un gobierno le de mejor dinero a los que están en la cárcel y no a ellas; la tensión es espantosa. La ayuda de los organismos internacionales es insuficiente, pero, además, está mal dirigida, pues no está dirigida a las principales víctimas, no está dirigida a las mujeres ni a las niñas.
PSE.- En tiempos de guerra, por ejemplo, en la de Yugoslavia, hubo una limpieza étnica y hubo de tres mil a 30 mil mujeres que fueron violadas.
SS.- De tres mil considera un número muy bajo, pero hubo un sinnúmero muy grande de mujeres que fueron violadas, sí.
PSE.- ¿Considera que ese tipo de violaciones era por razones políticas o sencillamente era derivado de la misoginia en la que habían sido educados los militares?
SS.- Mira, la misoginia no sólo los militares la tienen, yo creo que la misoginia es algo que en el proceso de masculinización, o como se masculiniza a los hombres, parte de eso, es desarrollar una misoginia, porque mucha de su identidad está basada en no ser mujeres.
En las guerras siempre ha habido violaciones de mujeres. Siempre hemos sido el botín que se les daba a los ganadores, pues les decían: ‘Vayan y violen a las otras’. En Yugoslavia se usó y una de las razones es porque se decía: ‘El padre es el que determina la etnia de la criatura’, entonces, si querías exterminar, a las mujeres musulmanas las impregnabas con serbios, entonces los niños iban a ser serbios. Yo creo que tal vez ése fue el motivo porque muchos lo hicieron.
PSE.- Usted mencionó que la guerra es una cuestión de hombres, hecha por hombres y para los hombres. Bien, ¿es esto parte del sistema patriarcal en el que estamos educados?
SS.- Sí, es un sistema en el que hay muchas razones para ello y una de ellas es un lugar en el que los hombres se vuelven heroicos.
PSE.- ¡La gloria!
SS.- ¡La gloria!, ¡el honor! y la cosa más grande era morirte en la guerra, y como un héroe no podías quedar mejor que eso, entonces, creo que hay una tradición de que era donde los hombres eran gloriosos, de conquistar el mundo y todas esas cosas. Creo que parte viene de esa tradición, por eso los hombres son más violentos que las mujeres.
PSE.- ¿Sí se cree que así son?
SS.- Si se espera que ésa es la manera de probar que son machos y que eso es lo que es ser hombre, entonces qué lugar mejor que hacerlo, que irse a matar en las guerras, y ahí es donde nos utilizan a las mujeres para que los ayudemos y colaboremos con ellos. (Continuará)

Publicado en Diario de Colima el 24 de noviembre de 2009
http://www.diariodecolima.com
TEXTO: JESÚS TREJO MONTELÓN
FOTO: CORTESÍA UPEACE

Acerca de Patricia Sanchez-Espinosa

Licenciada en Derecho y periodista de profesión. Actualmente soy la Subdirectora General de Diario de Colima, el periódico de más circulación en la entidad. Cuento con estudios de maestría en Género y Construcción de la Paz en la UNiversidad para la Paz de la ONU.
Esta entrada fue publicada en Mujeres, Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s