Iniciará campaña mundial contra violencia a mujeres


Las Naciones Unidas realizarán en Guatemala el Lanzamiento Regional Latinoamericano y del Caribe de la Campaña, del secretario general Ban Ki-moon, bajo el lema: “Únete para poner fin a la violencia contra las mujeres”.
En la región, la campaña será impulsada mediante esfuerzos enfocados en la promoción de una perspectiva cohesionada y estratégica para avanzar en la eliminación de la violencia contra las mujeres a nivel regional, nacional y local.
El esfuerzo regional se enfoca en poner fin a la impunidad de la violencia contra mujeres y niñas, a partir de la implementación de los marcos jurídicos internacionales y nacionales; del amplio apoyo a los gobiernos en el cumplimiento de su compromiso de poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas; de la movilización de una amplia gama de actores clave y del empoderamiento a las mujeres y a sus comunidades para poner fin a la violencia de género.

María Suárez Toro, codirectora de FIRE (Radio Feminista Internacional) y una de las organizadoras del Lanzamiento para poner fin a la violencia contra las mujeres, que está organizando el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, fue entrevistada por la subdirectora general de DIARIO DE COLIMA, Patricia Sánchez Espinosa.
Patricia Sánchez Espinosa (PSE): Muchas gracias por la entrevista, me puede platicar un poco acerca de la Radio Internacional, de FIRE, de qué es lo que ustedes hacen.
María Suárez (MS): Radio Internacional Feminista es la primera emisora de mujeres en el internet en el mundo. Nosotras en realidad empezamos en el mundo de onda corta haciendo el primer programa feminista que hubo en el mundo de onda corta, en una emisora que se llamaba Radio Paz Internacional, que estaba dedicado a los derechos humanos, la paz, los derechos de las mujeres, entonces, nos dieron un espacio donde hacíamos un programa desde 1991, un programa diario en inglés y uno en español, y ahí estuvimos hasta 1998, cuando migramos al internet.
Como nosotras éramos el único programa de onda corta que le daba voces a las mujeres, lo que hicimos fue llamar a las mujeres que hacían radio, como tú en México, en tu programa, en Colima. A las mujeres de África, en inglés, a las mujeres de todas partes que hacían radio comercial o radio comunitario, a que nos mandaran en casete, una copia de sus programas que querían que fueran escuchados internacionalmente.
Entonces, nuestro programa no era sólo una producción nuestra, sino que era un foro donde se podían escuchar las producciones radiofónicas de mujeres de muchas partes del mundo. Nuestro programa se internacionalizó rápido, porque no éramos nosotras produciendo programas sobre o con mujeres del mundo, sino recibiendo programaciones en todos los idiomas.
PSE: Era de todas las mujeres del mundo.
MS: Exacto. En múltiples idiomas, producciones diversas y era increíble. Diseñamos una estrategia que le llamamos “Conectando Voces, Tecnología y Acciones, Amplificando las Voces de las Mujeres por el Mundo”, porque una radialista de Filipinas, desde 1995 en la Conferencia de Beijing, la IV Conferencia Mundial de las Mujeres de Naciones Unidas, nos había bautizado como Radio Feminista.
PSE: ¿Había ya alguna referencia de una radio similar?
MS: No.
PSE: ¿Fue la primera?
MS: Si. La primera en onda corta y la primera en el internet. Nosotras siempre lo concebimos como un lugar de acopio, donde las mujeres que producían radio, podían venir y bajar los archivos y tener programación de radio feminista en sus emisoras locales.
PSE: Los derechos de reproducción están abiertos.
MS: Abiertos totalmente, lo único que pedimos es que la gente nos de el crédito.
PSE: Claro, y bueno, ahora ustedes están haciendo también labores junto con las Naciones Unidas.
MS: Siempre, porque lo que sucedió es que nosotras nacimos en una radio emisora “Radio Paz Internacional”, que estaba ya de alguna manera ligada y reproducía las emisoras de Naciones Unidas, y nosotras desde un primer momento empezamos a buscar todos los tipos de programación que habían de mujeres en el mundo, y encontramos que había un programa de Naciones Unidas sobre la mujer, producida en ese tiempo por Diane Baylee, una mujer de Nueva York, con la cual hicimos también una alianza tremenda y cubríamos juntas, nosotras éramos la única radio internacional, que acompañaba el incipiente movimiento internacional de mujeres en la década de los 90, irrumpiendo en la agenda internacional de las conferencias de Naciones Unidas, entonces Radio Feminista se convirtió en un referente, donde los mismos gobiernos, las agencias especializadas, podían escuchar lo que nunca habían escuchados, que eran las perspectivas y las voces de las mujeres.
PSE: Entonces usted tiene 18 años de experiencia reportando sobre las experiencias de las mujeres.
MS: Dieciocho.
PSE: Dieciocho, y ¿usted ha visto algún avance?
MS: Pues mira, precisamente en esto que estamos ahora con la violencia hacia las mujeres, hemos tenido tremendos avances de visibilizar la problemática que antes estaba, no sólo invisible, sino desconocida como un derecho, ha habido cambios tremendos, porque antes estaba invisible, desconocido, las mismas mujeres no hablaban de eso, mucho menos reconocido como un derecho humano. Pero, desgraciadamente, el reconocimiento es sólo una parte de la lucha, la lucha es que se aplique, que se respete, que se reconozca en la práctica, y en eso más bien estamos viviendo retrocesos.
PSE: Por ejemplo, el caso en México de los 16 estado que hasta la fecha han cambiado sus constituciones, en donde protegen la vida al momento de la concepción, pero con las excepciones legales para el aborto en caso de violación, el aborto en caso de que venga deforme, en el caso de que esté la madre en peligro de muerte, crea un problema de interpretación, se puede pensar que entonces lo que se está culpabilizando, es el derecho de la mujer a tener sexo.
MS: Claro y ése es un tremendo retroceso, y eso que tu estás explicando de México se ha vivido en Nicaragua, se ha vivido en El Salvador, se ha vivido en muchos países de América Latina y en realidad es un retroceso porque el derecho de las mujeres a poder, no sólo es decidir sobre su cuerpo, sino poder definir su reproducción con toda la responsabilidad también que le toca y su sexualidad, como tu decías, es inalienable, porque es parte, ó sea, ¿qué significa el concepto de la integridad corporal como derecho humano en las Naciones Unidas, cuando las mujeres no pueden tener derecho a decidir sobre su reproducción? Entonces es un retroceso terrible, pero, además, la cantidad de mujeres que están presas, por haber hecho tipos de abortos terapéuticos.
Ustedes en México y nosotras aquí, en Costa Rica, y en todos lados en este momento tenemos que revisar, cuando le pusimos tanta fe a los estados nacionales, con sus democracias y sus sistemas operativos, para garantizar los derechos y en este momento estamos viviendo una situación de poderes fácticos, que son los que gobiernan, que nos están haciendo retroceder en los derechos de las mujeres y los derechos que las mujeres compartimos con los hombres, lo que hace que todos esos derechos tengan que ser una lucha compartida.
PSE: Usted a qué le atribuye ese retroceso que está habiendo en México, como lo dijo y en varios países del mundo.
MS: Yo me he dedicado los últimos 5 años, a estudiar la historia, desde la historia universal más antigua hasta la actual, y ha sido una constante histórica, que frente al avance de las mujeres irrumpiendo en la agenda pública, participando en la ciencia, en la cultura, haciendo aportes tremendos, siempre hay lo que en inglés se dice “backlash”, un efecto bumerang, de devolver a las mujeres a “sus lugares.” En términos de los derechos de las mujeres, yo pienso que lo que pasa es que hemos cambiado mucho, y los hombres no han cambiado, culturalmente.
PSE: Todo ha estado dedicado a la mujer explícitamente.
MS: Y yo sí creo que debe de partir de la mujer, las mujeres somos centrales a la lucha por los derechos de las mujeres, porque es el interés nuestro principalmente, no exclusivamente, porque todavía los hombres no han aprendido lo que pierde toda la humanidad por el hecho de que la mujer tenga que ocupar tanto tiempo a defenderse de la violencia, que esté tan desvalorizada su experiencia.
Yo siento que el retroceso tiene qué ver con que las políticas globales de hoy día todavía se insertan dentro de un sistema patriarcal, y por patriarcal, yo tengo que aclarar como feminista, que yo no creo que las mujeres somos mejores que los hombres, pero sí que hay un sistema que los coloca a ellos como de más valor que las mujeres; eso es lo que yo defino como el patriarcado y, por lo tanto, les da más poder y más autoestima y, además, les enseña que para mantener eso deben dominar, deben agredir, deben violentar.
PSE: Una creencia de autoridad.
MS: Una creencia de una autoridad mal infundada, es un autoritarismo que es algo distinto.
PSE: Es un despotismo ya.
MS: Claro, añádele a eso que los Estados Nación, que era donde toda la teoría de los Derechos Humanos está sustentada en que el Estado tiene la responsabilidad de velar por los derechos individuales, para que el Estado mismo no abuse, sino que más bien garantice los derechos, pero ahora tenemos unos Estados secuestrados por poderes fácticos, que inclusive muchas veces están sentados en esa silla, pero aparecen como los electos por el pueblo, pero están ligados por redes rarísimas.
PSE: Que están defendiendo una minoría.
MS: Claro y no sólo que están defendiendo una minoría, sino que a costa de cualquier cosa, unos intereses rarísimos, de lo que es el tráfico de droga, el tráfico de gente, la violencia como forma de resolver cualquier conflicto y de mantener esos mismos dominios, entonces estamos enfrentados, la humanidad entera ha tenido un franco retroceso, las mujeres hemos tenido un retroceso que está marcado por eso, pero hay que reconocerlo como un retroceso de toda la humanidad, es más, yo creo que está en juego nuestra humanidad misma, yo digo: “que increíble que lo que caracteriza (al) “homo sapiens”, es el uso de la inteligencia y que esa inteligencia nos ha llevado a una racionalidad que nos desconecta totalmente de nuestros sentimientos, de nuestro sentido de sobrevivencia como especie, de la conexión con la naturaleza, de la conexión unos con otros”. Yo vengo llegando de Guatemala, y escuchaba a Rigoberta Menchú hablando con un congreso de mujeres científicas y decía: “Cuándo nos vamos a dar cuenta que la especie humana es la más vulnerable en el planeta”. Vieras como me llamó la atención, porque el paradigma patriarcal es que la especie humana es la superior a todas las demás y ella planteó con aquella claridad, con aquella sabiduría tan sencilla, de la cosmovisión maya, que la especie humana es la más vulnerable en el planeta y claro, somos vulnerables a nuestra propia destrucción.
PSE: Así es.
MS: Yo decía que el balance del planeta, se sostiene porque cada especie tiene la especie que es su, ¿cómo es que se llama eso, eh?
PSE: El que está por encima en la cadena alimenticia.
MS: Sí, la única especie que no tiene eso es el ser humano, y se está comiendo a sí mismo.
PSE: Se está canibalizando.
MS: Exacto, entonces es impresionante que la evolución, en la cadena digamos, de la evolución de la especie, el eslabón más desarrollado supuestamente, se ha hecho el más vulnerable, porque no ha sabido usar esa inteligencia para valorar lo que verdaderamente tiene sentido en la vida.
PSE: Ahora, usted comentó que estuvo recientemente en Guatemala, es ahí donde va a tener lugar este lanzamiento que la ONU está haciendo para detener la violencia contra las mujeres. ¿Nos puede platicar un poquito de qué se trata eso?
MS: Mira, lo que pasa es que, en 2008, el secretario general de Naciones Unidas, al hacer la evaluación de todos los programas, que han impulsado de desarrollo de derechos humanos, de medio ambiente, de lo que sea, se empezó por fin a dar cuenta, de que, ningún programa puede funcionar sin la gestión participativa de las mujeres, y ahí descubrió la violencia, descubrió no sólo la violencia, descubrió lo generalizado que está la violencia contra las mujeres, como un obstáculo para que pudieran alcanzar sus derechos, pero como un obstáculo para poder hacer ningún programa como beneficio para la humanidad y para el planeta; y se alarma, porque también, acuérdense que ése año, de 2008, fue el año en que las mujeres de África estaban planteando las atrocidades que estaban viviendo en las guerras, en Uganda, lo que estaba pasando en Somalia, lo que estaba pasando en Colombia, lo que está pasando en las guerras no declaradas.
PSE: Como la que tiene México.
MS: México, Juárez, que fue la primer alarma, de que eso del feminicidio que era de unos niveles de epidemia. Entonces, él comisionó a hacer un paper (documento) que salió del secretario general, cuando se dice campaña del secretario general, se está diciendo el más alto nivel de las Naciones Unidas.
Él hizo un documento muy bueno que plantea precisamente lo que estábamos hablando, Patricia, que no basta cambiar las leyes, que no basta tener datos de lo que está pasando, porque el problema de la violencia contra las mujeres tiene una dimensión de desigualdad, y que éste es un cambio cultural, y que para un cambio cultural tiene que haber un cambio de los imaginarios. Tenemos que concebirnos como una especie, donde todos y todas tenemos igual valor. Tenemos que concebirnos como una especie que no tiene que acudir a la violencia para resolver los conflictos entre si.
En 2008, él decidió que iba a lanzar una campaña, que no bastaba un documento, entonces se lanza la campaña del secretario general en el mundo entero, para ver qué esfuerzos se pueden hacer, especiales para eso.
En este año, en Guatemala, se realiza el Lanzamiento Regional Latinoamericano y del Caribe, interesante también reconocer que ha habido un gran debate, si el lanzamiento debe ser en México, en El Salvador o en Guatemala, que son los tres países que presentan los índices más terribles.
PSE: ¿Qué afectan a las mujeres?
MS: Ajá, que tiene qué ver con la violencia contra las mujeres, que es el tema de la campaña. Bueno, ahora, después que ya se resolvió que va a ser en Guatemala que ya pasó al primer lugar, o sea, estamos hablando de un país donde este año nada más ha habido 500 feminicidios. Sólo feticidios, olvídate de las otras formas de violencia.
Entonces, ahí va a ser el lanzamiento, el 25 de noviembre va a ser el acto protocolario principal, del secretario general, pero va a haber actividades casi 15 días, porque acuérdense también que desde 1992, cuando las mujeres nos organizamos como movimiento internacional, para el reconocimiento de la violencia como violación a un derecho humano, creamos los 16 días de activismo, que van desde el 25 de noviembre, que es el Día Internacional de la No Violencia, a los 16 días que terminan el 10 de diciembre, que es el Día Internacional de los Derechos Humanos.
El problema es que no nos hemos dado cuenta del peligro en el que está la humanidad por seguir diezmando a las mujeres, y el peligro en el que está la humanidad por no revisarse a sí misma y lograr y buscar otras formas de convivencia que nos permitan mejorar nuestra forma de estar en este planeta.
PSE: Ahora, como podemos ayudar, las asociaciones civiles en México, o inclusive, las personas físicas, las mujeres, hombres que se quieran involucrar en éste nuevo lanzamiento. ¿Cómo podemos participar?
MS: Si, eso es bien importante, primero porque déjame decirte que esto es el lanzamiento, que es entre el 24 y el 30 de noviembre, pero esta campaña corre desde 2009 hasta 2015. El lanzamiento es apenas un arranque, que esperamos que tenga muchos efectos mariposa, y que más bien la gente se organice localmente, nacionalmente, regionalmente y mundialmente.
PSE: Que resurja la fuerza de la Década de la Mujer de 1975 a 1985.
MS: Exactamente, y eso es lo que está pasando. En el D.F. hay un foro de mujer y diálogo, que va a tratar el tema también de la violencia, las mujeres de Juárez; ó sea, por todos lados. La gente digamos, en su casa, en su comunidad, en su barrio, puede hacer muchas cosas, lo primero, el primer consejo que yo les doy, es que hagan honor a la campaña, no importa que lo dejen saber o no, honor a la campaña, poniéndose a pensar, que casos tiene alrededor; que si ha escuchado los gemidos, que si ha visto la cara triste de una niña, que si ha tenido casos.
PSE: Las marcas de violencia.
MS: Las marcas de violencia, las cicatrices. Que se pongan a pensar, qué es lo que usted puede hacer que no ha hecho todavía, para que esto no le sea ajeno como si no tuviera nada que ver, o como si no podemos hacer nada. Yo me doy por satisfecha, si cada persona que está leyendo estas líneas, hombre o mujer, se pone a repensar, aquellos que puedan estar leyendo, que han tenido en algún momento indicios de ser violentos, que se pongan a pensar, que cuando lo hacen, lo están haciendo también en contra de sus hijas, lo están haciendo contra sus colegas, contra sus novias, lo están haciendo contra su propia humanidad. Un minuto de reflexión sobre la violencia y sobre lo que sí podemos hacer.
PSE: Se puede, primero decirle que no está sola.
MS: Exacto. Y no es, digamos, y decirlo de una manera bonita, demostrarlo, afectiva, artísticamente, y políticamente con alguna acción de aquí estamos contigo.
PSE: Me he dado cuenta, que de repente ciertos hombres, porque tampoco todos los hombres agreden a las mujeres, ciertos hombres violentan a las mujeres porque creen que están solas, porque creen que esa violencia es invisible, y que eso les da una autoridad, si las mujeres nos uniéramos, entonces se acabaría el miedo de la mujer a denunciar los abusos cometidos por el marido, por, quizás por los militares también, como está ocurriendo mucho en México y también decir que no estamos de acuerdo que, procuradores como el de Ciudad Juárez, que fue completamente incapaz, y que culpabilizó a las mujeres, se haya constituido ahora como el procurador de la nación, lo cual es casi una aberración.
MS: ¡Claro! Si además los hombres también, yo creo que la gente cree que toda la gente son agresores, porque los hombres que no lo son, no rompen el silencio. Entonces, ustedes, los que están contra la violencia, tienen que hablar, porque si no, nosotras terminamos creyendo que todos son violencia, ¡por la misma espiral del silencio!
PSE: María, muchísimas gracias, ¿algún lugar donde podamos contactarte, donde podamos escuchar la radio?
MS: Claro, vayan a http://www.radiofeminista.net, y ahí también van a encontrar “Latinoamérica únete para poner fin a la violencia” y ahí pueden entrar y van a encontrar mucha información de lo que está haciendo la gente, de qué se trata esto, y ahí mismo quien sabe si se puede conectar para dejarnos saber que usted también está contra la violencia, y que no estamos tan solas tampoco en este esfuerzo mundial.
PSE: Muchísimas gracias.

Extracto: Jesús Trejo Montelón

Fotografías: Hanna Powell

Publicado en Diario de Colima el 11 de noviembre de 2009

Acerca de Patricia Sanchez-Espinosa

Licenciada en Derecho y periodista de profesión. Actualmente soy la Subdirectora General de Diario de Colima, el periódico de más circulación en la entidad. Cuento con estudios de maestría en Género y Construcción de la Paz en la UNiversidad para la Paz de la ONU.
Esta entrada fue publicada en Mujeres y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s