Discriminación Comprobada


imageEn este espacio advertí en su momento sobre la inconstitucionalidad de los enlaces conyugales, al ser éstos discriminatorios y, por tanto, violatorios al artículo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Entonces argumenté que el haber creado una figura exclusivamente para equiparar la relación conyugal de dos personas homosexuales al matrimonio, pero sin permitirles a éstas el acceso al mismo por razones de su preferencia sexual, constituía una aberración jurídica y un claro acto de discriminación.

La semana pasada, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró la invalidez del artículo 147 de la Constitución de Colima, en dos amparos referentes a las relaciones conyugales, las que se dividen en: matrimonio, descrito como un contrato civil que celebran un solo hombre y una sola mujer para perpetuar la especie; y enlace conyugal, que es el vínculo que se celebra entre dos personas del mismo sexo.

Al confirmarse su inconstitucionalidad, el Congreso de Colima no tiene otra opción más que la de eliminar esta figura, y regresar al Código Civil anterior, so pena de caer en desacato. Pero existen otras circunstancias que se desprenden de esta medida que no se resuelven con el simple hecho de deshacer la figura del enlace conyugal.

Si bien es cierto que faltarían otros tres amparos, sin ninguno en contra, para que se creara jurisprudencia y se instruyera al Congreso a legislar a favor del matrimonio igualitario, quitando la condición de realizarse sólo entre un hombre y una mujer para que accedan a él las parejas del mismo sexo, no significa que los legisladores colimenses no pudieran hacerlo a motu proprio, aunque las declaraciones que hasta el momento han expresado manifiestan la poca disposición de llevarlo a cabo.

Es lamentable que los diputados locales no hayan sido capaces de ver la discriminación en la que caían, al haber contemplado dos tipos de relaciones conyugales en Colima, con la intención de salvaguardar al matrimonio como un privilegio exclusivo de personas heterosexuales. Estoy de acuerdo en que para ser electo para una curul local no es necesario ser licenciado en Derecho o siquiera tener un historial académico, pero sí se obliga a respetar los lineamientos marcados en el ordenamiento máximo de la República Mexicana, que es la Constitución Política, donde claramente establece que, en México, ninguna persona podrá ser discriminada por razones de orientación sexual.

Pero es todavía más triste que, aun con la aclaración que hace la SCJN, se rehúsen a legislar a favor de la inclusión de las parejas del mismo sexo en la figura del matrimonio, obligando a quienes deseen contraer este vínculo a realizar todo el trámite legal para acceder a este derecho a través de un amparo. Las y los legisladores adoptan así una especie de posición estoica en la cual no ceden un derecho que asumen como exclusivo para parejas heterosexuales, a menos que el inevitable proceso jurídico no les deje otro camino. Sólo les faltaría añadirle un sello al contrato matrimonial impuesto que dijera “¡bajo protesta!”.

Es triste no sólo porque a las parejas homosexuales se les obliga a pasar por un vía crucis innecesario para ejercer un derecho que, insisto, ya les está reconocido en la Constitución, sino además porque su actitud promueve la violencia en contra de ciudadanos y ciudadanas que tienen una orientación sexual distinta a la tradicional. ¿Cuál es el mensaje que está enviando el estado de Colima –con la excepción del municipio de Cuauhtémoc– a la comunidad LGBTTQI, al dificultarle el acceso al matrimonio? ¿Que se le puede violentar sin consecuencias? Es esto precisamente lo que están haciendo.

Por último, ¿en que situación estarán las parejas homosexuales que cayeron en la trampa y contrajeron un enlace conyugal? ¿Su estado civil volverá al de “soltero” o “soltera”, al desaparecer esta figura? ¿Se les intercambiará el acta de enlace conyugal por una de matrimonio? ¿Cómo repararán el daño causado por esta aberración jurídica? No sería ético que estas parejas se quedaran en un limbo legal.

La resolución de la SCJN es un indicio del trayecto que están recorriendo los Derechos Humanos en México, específicamente en el derecho de las personas homosexuales a no ser discriminadas por motivos de su preferencia. Esta es una realidad que ya no es posible eludir; no se trata de “modas o tendencias”, como lo dijo el senador José María Martínez Martínez, al instalar la Comisión de la Familia y el Desarrollo Humano, frente al hoy candidato del PAN a Gobernador, Jorge Luis Preciado, quien entonces era el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara Alta y quien también defendió y ha defendido esta visión única de familia heterosexual.

Es momento de que entendamos que los Derechos Humanos no son privilegio de algunos cuantos, ni pueden ser sometidos a consulta, sino que son intrínsecos a la persona, que la ley reconoce y el Estado está obligado a proteger. Seguir violentando a la comunidad LGTTBQI de manera sistemática y sistémica sólo promueve la discriminación y pone en riesgo la vida de sus integrantes, alimentando la idea de la heteronormatividad que estigmatiza y castiga a quienes no encajan en la misma.

Es precisamente el Estado quien debe cuidar y garantizar el Estado de Derecho de cada una de las y los ciudadanos, que no puede darse el lujo de tener filias, fobias o intereses con grupos conservadores. Ha de ser tan justo como Themis, la diosa griega que con una venda en los ojos cargaba la balanza de la verdad y la justicia, de quien nuestros representantes populares, así como quienes pretendan gobernarnos, deben probar estar a su altura.

Esta columna fue publicada el 23 de marzo en Diario de Colima. http://www.diariodecolima.com/2015/03/23/sentido-comun-89/

Nota Aclaratoria:

En mi columna menciono que faltarían tres tesis más del la SCJN, en el mismo sentido, y sin ninguna en contra, para poder crear jurisprudencia. Sin embargo, las resoluciones emitidas son declaratorias generales de inconstitucionalidad, las cuales sólo requieren dos. Esto significa que, después de la notificación que emitirá la SCJN, el Congreso del Estado tendrá 90 días para eliminar la figura de Enlaces Conyugales y eliminar la condición de heterosexualidad para accesar al matrimonio.

De no hacerlo, las y los legisladores caerían en desacato y sería la misma SCJN quien supliría sus funciones legislativas para hacer las modificaciones pertinentes.

Publicado en Derechos Humanos, Homofobia, Igualdad Social, matrimonio homosexual | Etiquetado , | Deja un comentario

Por la Culata


aristegui_4Decía Helena Garro, en el libro de entrevistas realizadas por Carlos Landeros, que para matar a un hombre, primero debes matar su nombre. Lo anterior viene a colación luego de la presión desproporcionada que se ha ejercido en contra de Carmen Aristegui y su equipo, por parte de la empresa en que labora, MVS, cuya estrategia parece haber operado en contra de esta última y a favor de la primera.

No es una novedad la afi rmación de que México tiene un grave problema de Derechos Humanos, siendo la libre expresión y la libertad de prensa los primeros en ser violentados. Esto se explica debido a que la libertad de expresión es la base sobre la que se cimientan las demás libertades, que no se pueden garantizar si no es por medio de la primera.

La libertad de prensa es a la democracia lo que la libertad de expresión es a las personas. No se entiende la existencia de un país democrático donde no haya prensa libre, pues la naturaleza de ésta la obliga a realizar análisis generales sobre la situación nacional y local, que no serán del agrado de las autoridades, pero son indispensables para la ciudadanía y para mantener viva la línea que separa a la democracia de la tiranía.

Recientemente, Carmen Aristegui y su equipo de trabajo han vuelto a sufrir un intento de censura por parte de MVS, con quien tiene un contrato vigente. En esta ocasión, la empresa no despidió directamente a Aristegui Flores, como lo hizo en una ocasión anterior, sino que se volcó contra dos integrantes de su grupo de trabajo, Daniel Lizárraga e Irving Huerta, quienes formaron parte del equipo de investigación que reveló la existencia de la “Casa Blanca” de Angélica Rivera.

Lo anterior debido al apoyo que se mostró a la inauguración de la plataforma MéxicoLeaks, mediante el nombre de Unidad Investigativa Aristegui-MVS Noticias. Este proyecto tiene la intención de servir como un medio por el cual la ciudadanía puede mandar información de interés público, por canales seguros, que sería tomada por los periodistas participantes, para revelarla luego de llevar a cabo una indagación independiente que no comprometa a las personas denunciantes. Otros signatarios de esta iniciativa son Emeequis y Proceso, el sitio Animal Político, La Red en Defensa de los Derechos Digitales y Periodistas de a Pie.

A raíz de esto, MVS emitió un comunicado, que fue presentado en todos sus noticiarios y programas de radio, mediante el cual se desvinculaba de su iniciativa y acusaba a Carmen Aristegui y su equipo de abuso de confianza por haber utilizado el nombre de la empresa sin la autorización de ésta. Se esperaba que en los siguientes días se despidiera a Aristegui Flores, mas lo anterior no ha sucedido, pero sí fueron cesados los dos reporteros en su lugar.

Aun cuando la molestia de MVS es fundamentada, su reacción ha sido percibida como desproporcionada. Por supuesto que Carmen Aristegui y su equipo incurrieron en un abuso de confianza, al haber usado el nombre, sin consultarlo, con los dueños de la marca y sin anuencia de los mismos, pero la forma en que se insistió con los comunicados, así como prescindir de dos reporteros que habían producido una de las noticias más relevantes y trascendentes del año pasado, ha dado la impresión de que la empresa está aprovechándose de este incidente para castigarlos y así congraciarse con el Gobierno Federal.

Irónicamente, el despido de Lizárraga y Huerta ha sido identificado como un intento de censura a Carmen Aristegui, quien por su parte ha mostrado su apoyo y pedido su reinstalación por ser agentes importantes en la investigación de dos casos de gran trascendencia nacional, relacionados con Tlatlaya y la casa del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, en Malinalco. Carmen Aristegui realiza lo que MVS no ha hecho con ella: los ha respaldado con su nombre y la fuerza ciudadana que su trabajo ha construido, lo que ya en ocasiones anteriores ha obstaculizado pretensiones de cesarla o silenciarla. MVS no ha entendido que con estas actitudes autoritarias, desmedidas y gobiernistas se debilita ante la opinión pública en la misma medida que fortalece a Aristegui.

En un país en donde los medios de comunicación enfrentan una represión constante por parte de las autoridades, así como ataques del crimen organizado, la autocensura y la prostitución de la información se han vuelto el pan diario de cada día, siendo muy pocos los medios o periodistas que se mantienen firmes. Esta carestía de ética y vocación es lo que ha convertido a personajes como Carmen Aristegui en el equivalente a un oasis en medio del desierto de la libertad de prensa, del cual se ha apropiado la ciudadanía en México.

MVS no ha comprendido que Aristegui le pertenece al país, no a ellos, lo que les obliga a alinearse con la imagen de ética periodística, independencia, transparencia y valentía que ella ha logrado cimentar, pues todo intento de su parte por silenciarla provocará el rechazo de la opinión pública, así como el subsecuente empoderamiento de la periodista.

POST SCRIPTUM

Ayer domingo, MVS Noticias anunció que no aceptará el ultimátum de Carmen Aristegui Flores, por lo que da por terminada su relación de trabajo. La incongruencia de despedir a su periodista mejor calificada, después de que su equipo de investigaciones y ella revelaran diversos actos de posible corrupción del gobierno de Peña Nieto –que lo orillaron a ordenar una averiguación sobre un posible conflicto de interés entre él y Grupo Higa–, así como otros casos de gran relevancia, hace pensar que su baja es en realidad una revancha política de la administración federal, ejecutada a través de los directivos de la empresa de comunicaciones.

La decisión, que es un duro golpe a la libertad de prensa, pone en entredicho la independencia informativa de MVS. Carmen Aristegui, por el contrario, fortalece su credibilidad como periodista, con el apoyo de miles y miles de mexicanos y mexicanas que tememos que su voz se censure por no contar con una plataforma sobre la cual proyectarla. Hoy es un día negro para la prensa en México.

Esta columna fue publicada el 16 de marzo de 2015 en Diario de Colima.

Publicado en Libertad de Expresión, Libertad de Prensa | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Cuestión de Fondo  


Al ver la reacción de Layín, Hilario Ramírez Villanueva, alcalde de San Blas, Nayarit, cuando Adela Micha lo cuestionó por haberle levantado el vestido a su compañera de baile, frente a “50 mil personas o más”, como él mismo indicó, podemos entender las palabras de Yayo Herrero, cuando aseguró que en la lucha por los derechos de las mujeres “no existe la victoria final, camino es lo único que tenemos”, pues se ve claro que aún no hemos logrado que las personas reconozcan la violencia contra las mujeres o los actos de discriminación en la vida diaria.

El 28 de febrero pasado, el edil festejó su cumpleaños con una fiesta a la que asistieron alrededor de 35 mil personas, y que tuvo un costo que se calcula en 15 millones de pesos. En dicha celebración, Ramírez Villanueva le subió la prenda a una mujer con la que bailaba, en dos ocasiones.

En la entrevista donde ofreció una disculpa, Layín seguía intentando dar su versión de los hechos, en la cual él aseguraba que Rosita, la mujer con la que danzaba, estuvo de acuerdo con la acción. “Fue al calor de la fiesta. En el video se mira cuando yo me pongo hacia la gente y le digo con la mano: ¿Cómo ves a la gente? Y me dice: Ojalá y te animaras y lo hice dos tres veces”. En la grabación también se observa que la muchacha se apresura a bajarse el vestido en las dos ocasiones en que se lo levantó.

Pero lo que nunca pudo entender el Alcalde que ya había pasado por la administración pública de San Blas, y que admitió que sí robó, pero que a diferencia de los demás había sido poquito, es que importaba poco si al momento de subirle la prenda a su acompañante él contaba con su permiso o no, sino el hecho en sí, y el tipo de mentalidad y cultura que esto reafirma. Nunca se le ocurrió al Presidente Municipal que su proceder perpetuaba la idea de que las mujeres son objetos sexuales que pueden ser vejados para placer de los hombres. No interesaba si toda la gente presente se lo estaba pidiendo, pues como autoridad tiene la obligación de proteger a las mujeres de actos de violencia como el que él mismo protagonizó, pero eso no lo comprendió el “pintoresco” Layín.

El problema es que, como él, hay muchos hombres y mujeres que no alcanzan a reconocer la violencia de género cuando la tienen enfrente, ni siquiera cuando la viven. Acciones muy típicas, como la prohibición del novio, de que la novia salga por la noche a divertirse cuando él no está presente, son todavía muy comunes y están tan naturalizadas, que no las tomamos como una forma de violencia. No nos ponemos a pensar que esta restricción implica un sometimiento de un sexo al otro, que generalmente es el femenino al masculino, en una Nación en donde la ley nos reconoce como iguales, por lo que esta dominación debería de ser considerada ilógica con nuestra cultura.

Es en sí nuestra mentalidad la que ha de cambiar, para identificar la violencia cuando comienza a construirse, y no cuando ya está cobrando víctimas con preocupantes índices de feminicidios. Cuando se analizan los casos de mujeres que han muerto por violencia feminicida, podemos comprobar que, en la mayoría de los casos, ya había antecedentes de agresión entre la pareja, que muchas veces no fue atendida a tiempo, o que incluso fue ignorada por las autoridades, porque la actuación violenta del hombre era considerada como algo “normal” por éstas y algunas veces no fueron ni siquiera capaces de distinguir la problemática.

Se ha tomado la capacitación como una manera de garantizar la sensibilización de algunos agentes del Ministerio Público, pero ésta debe hacerse obligatoria para los mandos superiores, así como para todos y todas aquellas que ocupen un cargo público o de representación popular, ya que es difícil que se admita que hubo una falla dentro del sistema, cuando quienes se encargan de diseñarlo desconocen el tema.

Por otra parte, en los siguientes días sabremos los resultados del grupo de trabajo que se conformó como resultado de la integración de la solicitud de Alerta de Violencia de Género. En éstos seguramente irán las recomendaciones para que el estado de Colima garantice a las mujeres una vida libre de violencia. En la forma en que se responda y se informe al respecto, se comprobará si en verdad existe un interés por proteger a la mitad de la población colimense, o si sus intenciones son tan serias como sus felicitaciones por el Día Internacional de la Mujer.

Esta columna fue publicada el 9 de marzo de 2015 en Diario de Colima.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Un Buen Político  


Pocas personas estarían en desacuerdo ante la afirmación de que la política es la profesión más deslegitimada de la actualidad. Independientemente del discurso político, en el cual las y los representantes populares son siempre toda honestidad, honradez, por la actitud que manifiestan, hasta podrían incluso ser confundidos con algún santo. Sin embargo, ya en los hechos, han sido tantas las desilusiones que se ha llevado la gente, que nos es difícil volver a creer en mensajes que nos suenan a la misma medicina que nos recetan cada determinado tiempo, cuando necesitan nuestro voto. La conducta no es exclusiva de México, sino que parece reproducirse en la gran mayoría de los países del mundo. Con una excepción.

El día de ayer, José Alberto Mujica Cordano, el denominado Presidente más pobre del mundo, y tal vez, también el más querido, entregó el gobierno de Uruguay a Tabaré Vázquez Rosas, después de 5 años de gestión. Pepe Mujica, como se le conoce popularmente, participó como guerrillero del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN), por lo que fue encarcelado en varias ocasiones y baleado seis veces. En total, pasó en prisión cerca de 15 años, razón por la cual también se le conoce como el “Mandela de América Latina”.

Mujica abandona la Presidencia con un nivel de aceptación del 65 por ciento y después de haber logrado que el mundo entero pusiera sus ojos en Uruguay, que fue nombrado país del año en 2013. Su forma poco protocolaria de vestir, de hablar y de comportarse, llamaron la atención internacionalmente; pero también lo hicieron sus reformas controversiales, entre las que destaca la despenalización del aborto antes de las 12 semanas de embarazo, el matrimonio igualitario y la legalización de la mariguana, cuya producción y distribución es atribución del Estado.

Pero Pepe Mujica también destacó por su estilo diferente de gobernar, el cual no se limitaba solamente a una gestión administrativa, sino a mostrarle a la ciudadanía uruguaya, y de paso al resto del mundo, el tipo de actitud que merece la gente de su líder de Estado. Como Presidente, se portó siempre humilde, quizás hasta de más, poco interesado en deslumbrar con una imagen de hombre poderoso, sino más bien deseoso de transmitir la idea de otra forma de servir al pueblo, la misma que todos y todas quisiéramos para nuestros países. Una administración humanista, con una visión social.

Además de su muy particular perspectiva del mundo, Mujica también deja un gobierno estable, que ha obtenido uno de los mejores índices de desempleo (6.7 por ciento) de los países latinoamericanos, un crecimiento anual sostenido del 3 por ciento, un incremento en los ingresos y en el poder adquisitivo con un aumento del salario de 23 por ciento, aproximadamente, y un alza del 24 por ciento en las jubilaciones. Como consecuencia, la pobreza disminuyó de un 10.4 a un 5.9 por ciento (datos de la CEPAL de 2009 a 2012).

Pero no todo al final de su mandato es miel sobre hojuelas. Sus dos grandes deudas son con la seguridad y la educación, las cuales no consiguió solucionar en su periodo, quedando una percepción de inseguridad alta en la gente de Uruguay, aun cuando este país se considera uno de los más seguros de la región. La legalización de la mariguana fue uno de los intentos del ahora ex presidente por subir los índices en materia de seguridad pública, a la que llamaron Estrategia por la Vida y la Convivencia.

En educación, un rubro en el cual el propio Mujica reconoce como uno de los grandes fracasos de su administración, Uruguay no ha podido destacar, obteniendo malos resultados en la prueba PISA que aplica la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), desde 2003, y ha sufrido paros de maestros y alumnos reprobados en más del 57.4 por ciento. A pesar de esto, Pepe Mujica descentralizó la educación terciaria y fundó la Universidad Tecnológica (Utec), en 2012, por lo que posiblemente sea Tabaré Vázquez quien recoja los frutos sembrados.

En general, Mujica deja un país con buenos indicadores, pero sobre todo agradecido, y un mundo conmovido con su sencillez. Para todos fue el Presidente más pobre del mundo, con lo cual yo difiero, pues alguien que logra estar contento con poco, se puede considerar rico más fácilmente que muchos multimillonarios. Lo que sí es para mí un hecho es que con Pepe Mujica como Mandatario, Uruguay se convirtió en una de las Naciones más envidiadas del orbe.

POST SCRIPTUM

Se encuentran ya asignadas todas las candidaturas para Gobernador, cuyas actividades proselitistas comenzarán en breve. Los candidatos y la candidata desde ahora tendrán que emprender una campaña positiva, de propuestas viables y concisas, que vayan de acuerdo a las necesidades de las y los colimenses. Deben también tener claro que sus planteamientos no sólo serán aquellos que manifiesten, sino también los que serán interpretados por la población de acuerdo a su comportamiento y de quienes se rodeen. La ciudadanía colimense está cansada de promesas estériles, de la simulación y de algunas personas que sólo se acercaron al poder para causar conflictos. Es momento de construir un nuevo estilo de hacer política, uno del cual podamos sentir orgullo, no desprecio. De los abanderados y la abanderada depende.

Esta columna fue publicada en Diario de Colima el 2 de marzo de 2015.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

50 Sombras de San Valentín  


Este recién pasado San Valentín, además del tsunami habitual de presión mercadológica para demostrar nuestro amor a través de la creatividad, y, preferiblemente, mediante nuestra capacidad económica, fue también el estreno de la película 50 sombras de Grey, una adaptación al cine de la novela del mismo nombre, escrita por Erika Leonard James, o E.L. James.

La trilogía, que cuenta la historia de la pareja formada por Anastasia Steele y Christian Grey, ha logrado vender cerca de 40 millones de copias, uniéndose así a los fenómenos que supusieron las series Harry Potter, de J.K. Rowling, y Crepúsculo, de Stephenie Meyer. Lo curioso es que, por más que las dos últimas sagas pudieran tener un tinte de suspenso y peligro en su lucha entre el bien y el mal, y habernos entretenido con sus vicios humanos llevados a un nivel sobrenatural, es en realidad la primera, 50 sombras de Grey, la que puede ocasionar un perjuicio en sus lectores o espectadores.

Contrario al éxito de su autora y de su empoderamiento económico, la trilogía no se escapa de los estereotipos y las ideas sobre la manera en que se asume que las mujeres queremos ser tratadas. La historia es, desde un inicio, un cliché: un hombre blanco, occidental, joven, atractivo, adinerado, experimentado y seguro de sí mismo, que seduce a una joven estudiante, tímida, insegura, de baja autoestima y sin grandes conocimientos en el área sexual.

En la historia “erótica” es él quien la enseña a ella y la introduce en las “artes sexuales”, maquilladas por el BDSM (Bondage; Disciplina, Dominación; Sumisión y Sadismo, y Masoquismo) y por el típico cuento de hadas (o telenovela mexicana), donde la mujer no tan afortunada conoce al “príncipe” que la ayudará a escalar a un nuevo nivel social y a alcanzar los sueños que claramente no podría lograr por sí misma. Cliché sobre cliché.

Pero el problema con todos estos lugares comunes no es sólo el hecho de haber sexualizado la historia de Bella y Edward en Crepúsculo, donde la personalidad de cada uno se funde tanto en la del otro, que pierden su propia identidad (sí, la novela comenzó siendo un fanfic de Twilight), sino que normaliza este tipo de comportamientos, llegándolos tácitamente a presentar como una opción para que una mujer se enamore perdida y absolutamente del hombre en cuestión.

En realidad, las mujeres no queremos ser dominadas, ni deseamos secretamente que llegue un hombre que sepa qué es lo mejor para nosotras y finalmente tome el control de nuestras vidas por nuestro bien. Este tipo de mentalidad es precisamente la base de la violencia diaria que vivimos, la dicotomía protector/opresor, donde la línea se pierde en el momento en que nos infantilizan, prohibiéndonos hacer determinada cosa o vestir de cierta forma, aun cuando esto signifique un beneficio para nosotras. Somos completamente capaces de resolver nuestra propia vida o de enfrentar las consecuencias de nuestros errores. De hecho, creo que no hay nada que defina mejor la autosuficiencia que tener la libertad de equivocarnos.

La película habla de otra cosa, sugiere el control de un hombre sobre una mujer como un afrodisíaco, donde la última se ve en la necesidad de mentir para evitar la furia del primero. Presenta un documento en donde ella se compromete a una dieta determinada, una cantidad de ejercicios precisos y comenzar a consumir pastillas anticonceptivas para no verse en la necesidad de recurrir al uso de condones. La protagonista es mostrada como un objeto que se debe moldear a las necesidades de su consumidor, parte, supongo, del ritual de sumisión.

Ahora, nada de malo tiene el BDSM cuando éste se realiza voluntariamente, pero en 50 sombras de Grey no sólo se presentan algunos estilos de estas prácticas, sino que se describe la intervención de Christian en la vida y decisiones de Anastasia, como si fuera una historia romántica, donde se sugiere la posibilidad de que el amor que ella despierte en él puede cambiar al monstruo que lo acosa. Aun otro cliché, quizás el más peligroso, donde la mujer violentada permanece al lado de su agresor con la esperanza que su cariño modifique su manera de ser.

El 14 de febrero, independientemente de su origen y la forma en que se festeje, debería abrirnos un nicho de oportunidad para reflexionar sobre las relaciones que tenemos y las que queremos crear. Disfrutar de películas eróticas en pareja o de juguetes sexuales puede animar el ambiente entre ambos, siempre y cuando exista un mutuo acuerdo, no así el confundir la fantasía sexual de una persona, que tuvo la oportunidad de mostrarla al resto del mundo, con la manera en que las mujeres deseamos secretamente que nos traten. Rompamos el halo de misticismo que rodea a las mujeres; si los hombres quieren saber realmente qué queremos, pregunten.

Esta columna fue publicada en Diario de Colima el 16 de febrero de 2015.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

MGF  


El viernes pasado, Amnistía Internacional (AI) compartía una fotografía donde se apreciaba una rosa blanca con parte de sus pétalos cosidos para cerrar la abertura de su corola, dejando libre sólo una minúscula porción en uno de sus extremos. La leyenda bajo la imagen decía: “Hoy 6 de febrero es el Día Internacional de Tolerancia Cero a la Mutilación Genital Femenina”.
La foto compartida por AI, sin embargo, apenas nos puede dar una idea del horror que significó la MGF (como se le abrevia) para 135 millones de mujeres y niñas, más las aproximadamente 2 millones a las que se les practica cada año. La realidad dista de ser tan romántica, tan sutil y tan estética como unos pétalos unidos por un hilo; representarlo así es, como leí en alguna ocasión en un blog, “menospreciar la capacidad humana para la barbarie”,1 cuando las imágenes originales son tan grotescas, tan hirientes, que se vuelve morboso mirar.

Si fuéramos leales a la realidad, la fotografía sería muy distinta. Mostraría la vulva de una mujer, a la cual se le han retirado, por medio de una escisión, los labios menores y el clítoris, dividida por una cicatriz unos tonos más oscuros de su color original, con una pequeña abertura posterior que tiene la finalidad de permitirle excretar fluidos, como la orina o la sangre menstrual. Como mencioné supralíneas, la imagen es mucho menos estética.

Este es uno de los procedimientos que, por razones culturales, se les realiza a las mujeres, sobre todo en países de África y Medio Oriente, aunque también hay reportes de prácticas similares en Naciones asiáticas, algunas tribus latinoamericanas y hasta en países “occidentales”, como Canadá, Estados Unidos, Inglaterra y otros de Europa. En todos, el motivo último es el de controlar la sexualidad femenina, lo que constituye un acto de discriminación que viola los Derechos Humanos de las mujeres, así como de las niñas, pues la mayoría de estos procedimientos se efectúa antes de los 15 años de edad. Es importante señalar que en la mayoría de estos países la MGF está prohibida, pero sus gobiernos invierten muy pocos recursos por detenerla de facto.

Equivocadamente, se ha creído que esta práctica está relacionada con la religión islámica, lo cual ha contribuido más al rechazo a esta fe que al entendimiento y posterior erradicación de esta abominación. Las razones por las cuales se lleva a cabo varían de acuerdo a la denominación geográfica. En algunos lugares, se hace por higiene, ya que se considera que el clítoris es capaz de envenenar a los hombres mediante el contacto, así como a los bebés a la hora de parir. En otros sitios, constituye un pasaje de la niñez a la edad adulta, y es un requisito para contraer matrimonio y formar parte de la sociedad, ya que se piensa que este procedimiento reduce la libido femenina, lo que las previene de cometer actos de adulterio, pues al reducirse tanto la abertura vaginal, el coito resulta extremadamente doloroso.

Un amigo mío de Sudán compartió en una clase de género la experiencia de un amigo suyo en su noche de bodas. A la mujer con la que se casó, como a la mayoría de las mujeres de su tribu, se le había practicado la infibulación, que es el más extremo de estos procedimientos, y el cual describo en párrafos anteriores;2 la abertura vaginal había resultado ser tan estrecha, que su amigo tuvo que hacer un gran esfuerzo para abrirla, lo que significó momentos de tortura para su esposa. Tiempo después, al parir a su primer hijo, los facilitadores médicos volvieron a coser la abertura vaginal, para permanecer fieles a la costumbre, sin que el dolor que ella pudiera sufrir, en actos sexuales posteriores, fuera relevante.

Se puede decir que estas usanzas son parte de la cultura de esas regiones, y que deben de respetarse por lo mismo, no obstante, estas mujeres están siendo víctimas de una forma de pensar que las considera meras posesiones masculinas, que llegan al extremo para asegurarse de que no buscarán estar con otro hombre, por lo que habría que preguntarse: ¿Qué tan libres son para elegir ser mutiladas de esta manera?, ¿qué tanta presión social reciben las madres y los padres de las mujeres de estos lugares para realizarles la MGF a sus hijas?, ¿qué tanta información acerca de su propia biología o de sus derechos tienen estas niñas?, ¿ha de respetarse una costumbre como esta sólo porque se considere algo cultural?

Si a la última pregunta hubo quien haya pensado en responder “sí”, tome en cuenta entonces la práctica de algunas tribus africanas de comerse a las personas albinas por creer que tienen propiedades mágicas; la masacre de focas bebés por varios países nórdicos, e incluso la tortura y posterior asesinato de los toros en diversas regiones de España y Latinoamérica. Sí, así como muchos no pueden ver la barbarie que esta última costumbre representa, muchas personas de las zonas donde la MGF es parte de su tradición tampoco son capaces de observarla.

En México, la práctica de la MGF no es común, pero esto no indica que las mujeres no sean sujetas de discriminación o de actos que pongan en peligro sus vidas. Una gran cantidad de mujeres, niñas y jovencitas sufren violencia física y sexual por parte de sus parejas o de sus progenitores, que en una cantidad alarmante de ocasiones dañan permanentemente su integridad física o matarlas. Detrás de esta agresión está la sensación de pertenencia de parte de los hombres sobre “su” o “sus” mujeres, la cual es perpetuada por la misma sociedad, así como por el sistema en el que vivimos, que no puede implementar políticas adecuadas para asegurar a las mujeres una vida libre de violencia, quizás por miedo a que se ofenda la masculinidad de los gobernantes, al señalarles que no son capaces de proteger a las mujeres de su estado. Antes que nada, hay que defender la hombría (es sarcasmo).

También está la violencia sutil que intenta controlar nuestros cuerpos, aquella que nos obliga a matarnos de hambre para ajustarnos a la talla correcta, en la cual podamos ser deseadas. La que nos lleva a pintarnos el cabello para evitar que se nos note la edad, ya que las mujeres no tenemos derecho a envejecer, a diferencia de los hombres, cuya belleza se acentúa en las canas. Aquella que persuade a muchas de mutilar su cuerpo para tener la cintura perfecta, la cantidad de grasa justa, la talla de busto admirable o el trasero envidiable. Esto, por supuesto, no es comparable con el grado de tortura que supone la Mutilación Genital Femenina, pero parte del mismo principio: el control de los hombres sobre el cuerpo de las mujeres.

1 http://mexicointacto.blogspot.mx/2010/05/odiosas-comparaciones-mutilacion.html.

2 Hay otros menos extremos, pero igualmente violentos, que son la clitoridectomía: resección parcial o total del clítoris; y la escisión: resección parcial o total del clítoris y los labios menores, con o sin escisión de los labios mayores. La infibulación consiste en el estrechamiento de la abertura vaginal para crear un sello mediante el corte y la recolocación de los labios menores o mayores, con o sin resección del clítoris.

Esta columna fue publicada en Diario de Colima el 9 de febrero de 2015.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El Candidato del PRI  


Después de meses de especulaciones, golpes bajos y un piso tan parejo como el camino a la cima del Volcán de Fuego, el viernes por la noche por fin hubo humo blanco en el CEN del PRI, donde se tomó la decisión de nombrar a José Ignacio Peralta Sánchez como su candidato de unidad para competir por la gubernatura para el periodo 2015-2021.

Me parece que la determinación a la que se llegó fue acertada, ya que la experiencia de Nacho, como se le conoce popularmente, es la adecuada para conducir al estado fuera del estancamiento económico en el que se encuentra desde el sexenio pasado, si es que gana la contienda y llega a ocupar dicho cargo.

Hay que reconocer la madurez, tanto del gobernador Mario Anguiano Moreno, como de las y los aspirantes, de aceptar al candidato y sumarse a su campaña, dejando de lado ambiciones personales, para poner a Colima por delante, como debe ser. Aunque falta ver si en la práctica se logran unificar todas las voluntades para hacer efectivo ese apoyo, lo cual es de esperarse por la disciplina por la que es famoso el Revolucionario Institucional.

Las cualidades de Peralta Sánchez se antojan perfectas para las circunstancias actuales por las que atraviesa la entidad, debido a la preparación y experiencia que posee, tanto académica como laboral. Primero, estudió economía en el ITAM, carrera que enriqueció con una maestría en Essex, Inglaterra, la cual pudo cursar al hacerse merecedor de una beca del Conacyt. Entre sus antecedentes laborales está el haber trabajado en el Banco de México, donde ascendió hasta subgerente de Cambios Nacionales, División de Cambios y Política Económica, cargo que dejó cuando aceptó la propuesta del entonces gobernador de Colima, Gustavo Vázquez Montes, para venirse como secretario de Fomento Económico.

En el espectro político, Ignacio Peralta fue presidente municipal de Colima y, posteriormente, en lo administrativo, subsecretario de Comunicaciones de la SCT, a donde fue invitado al inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto, participando en la elaboración de la reforma constitucional de telecomunicaciones y sus leyes secundarias.

Aunado a lo anterior, la función que Nacho ha realizado en los últimos años en el Gabinete del presidente de la República le ha permitido establecer las relaciones necesarias para gestionar recursos y atraer las inversiones que tanta falta le hacen al estado, de salir con la mano en alto el 7 de junio.

Su designación, pues, no es un acto fortuito, sino una determinación razonada del CEN, apoyada por el resto de las y los ex precandidatos, por ser él quien cuenta con las mejores credenciales para representar al PRI en la búsqueda por la gubernatura. Estoy convencida de que se tomó una decisión madura que será benéfica para Colima.

POST SCRIPTUM

Personalmente, considero que es necesario hacer un deslinde entre el político que hoy se prepara para competir por la gubernatura y la persona que conozco desde que era niña, por ser el hijo de la hermana de mi padre y, por tanto, mi primo hermano. Mentiría si dijera que no me dio gusto su postulación y por las posibilidades tan amplias que tiene de llegar a ser Gobernador, pero también entiendo que, como periodista, se puede poner en entredicho mi imparcialidad por los lazos familiares que nos unen.

Sin embargo, una cosa es el político y otra diferente el familiar, distinción que soy capaz de ver con facilidad, por lo que esto no me impedirá hacer señalamientos a su administración (de ganar la contienda), cuando así lo estime necesario, ni tampoco influye en mí para reconocer su calidad como persona y como político. Que haya sido ungido, entonces, me alegra por partida doble, por el gusto de que una persona querida alcance el éxito, y por Colima, porque sé que tiene la capacidad y las herramientas para hacer un buen gobierno.

Esta columna fue publicada en Diario de Colima el 2 de febrero de 2015.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Dos Temas Distintos  


Hay algunas afirmaciones que no pueden ir seguidas de la palabra “pero” sin perder completamente su valor, probando exactamente lo contrario a lo que se pretende aseverar. De esta forma, no es posible hacer comentarios como “yo no soy racista, pero…”, “yo no soy machista, pero…”, ya que es muy probable que la condición que se le ponga a la afirmación acabe por demostrar exactamente lo contrario de la misma. En ese contexto, no se puede decir: “Yo defiendo la libertad de expresión, pero los de Charlie Hebdo provocaron el ataque”, o “condeno lo sucedido con la revista, pero la libertad de expresión no tiene que usarse para ofender las creencias de los demás”.

Existe toda una discusión sobre si la libertad de expresión debería ser absoluta, o tener límites, pero lo que muchas personas no han terminado (o comenzado) de entender es que este debate no cabe cuando se habla del ataque al semanario satírico que acabó con la vida de 12 personas, ya que al hacerlo estamos justificando el atentado, el cual es terminantemente injustificable.

Los argumentos varían mucho, pero básicamente se centran en si las publicaciones de la revista estaban provocando la rabia de los musulmanes, al ser irrespetuosas. La realidad es que esta pregunta resulta una trampa, porque si la conclusión es que sí, que incitaban su furia, entonces estamos aceptando que es entendible que cualquier grupo que se sienta ofendido con una caricatura, columna, nota o reportaje, de cualquier medio, o incluso de alguna persona determinada, pueda responder de la manera en que lo hicieron los yihadistas que atacaron Charlie, lo cual no tiene cabida en el mundo actual, que se dice ser civilizado. No es aceptable en un país en donde existe el Estado de Derecho.

Las leyes que nos rigen, y bajo las que consentimos vivir, cediendo algunas de nuestras libertades, son aquellas que establecen cómo hemos de actuar si nos sentimos agraviados. En países con legislaciones avanzadas, como Francia, no existe el derecho a la venganza por cuenta propia. Si una persona ofende a otra, y ésta busca una satisfacción, debe hacerlo a través del sistema judicial, quien decidirá si hay elementos o no para una reparación del daño, y quien definirá la forma en la que se hará.

El que se realice de esta manera podrá no satisfacer el impulso inicial de usar la violencia para limpiar el agravio, pero garantiza que el castigo, de existir éste, sea legal. Para eso hay un tipo penal que determina los elementos que deben existir para que se constituya un delito, un periodo de presentación de pruebas, donde su valoración se hará de acuerdo a la calidad de las mismas, por una persona ajena al conflicto, que no se deje llevar por un favoritismo, o por sus pasiones. De esta forma no se dejan las cosas al azar y se termina castigando a una persona de manera errónea.

Lo que sucedió en París fue que un reducido grupo de extremistas religiosos concluyeron que les ofendía lo publicado en Charlie Hebdo y optaron por buscar venganza por propia mano, determinando que ellos estaban por encima de la legislación francesa y que tenían derecho a castigar a sus ofensores. Así, decidieron irrumpir en las instalaciones del semanario, y asesinar a sangre fría a 12 personas. Eso no es justificable ni entendible.

Personalmente, me preocupa que a raíz de este suceso muchas personas se hayan vuelto contra las víctimas, culpándolas por lo que pasó. Me causa particular consternación la declaración del Papa Francisco, quien posee una influencia importante entre quienes profesan la religión católica, pues afirmó que la libertad de expresión tiene sus límites, ya que cada creencia tiene su dignidad, que “uno no puede provocar, uno no puede insultar la fe de los demás, uno no puede hacer burla de la fe”. Para ejemplificar su dicho, añadió, refiriéndose a su organizador, Alberto Gasparri: “Si mi buen amigo, el doctor Gasparri, dice una ofensa contra mi madre, puede esperar un puñetazo. Es normal. Es normal. No puedes provocar. No puedes insultar la fe de los demás. No puedes burlarte de la fe de los demás”.

La realidad es que, con estas palabras, el Pontífice está normalizando la violencia y justificando el asesinato en el nombre de la fe. Si alguien injuria a la madre de alguien más, no se debe responder con un golpe, sino que hemos de tener la civilidad suficiente para no entrar en conflictos innecesarios. Si alguien ofende la religión de otro, no se debe recurrir a la violencia para limpiar el agravio. Si la ofensa cometida es tan grave, que atenta contra la dignidad de la persona y causa daño físico o moral, existen instrumentos legales a los cuales recurrir.

Que quede claro que en esta columna no estoy discutiendo si la libertad de expresión debiera o no tener límites, ese tema lo dejaré para otro momento, por ahora, insisto, no es posible mezclar los dos asuntos, ya que no se puede justificar de ninguna manera que se asesine a las personas por sus ideas.

Esta columna se publicó en Diario de Colima el 19 de enero de 2015

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Temas Difíciles


Intocables

Hablar de religión es difícil, por lo que mucha gente prefiere evitar tocar estos temas para no caer en discusiones, o hasta generar un conflicto. A pesar de esto, creo que los hechos recientes nos obligan a abordar ese asunto, y reflexionar al respecto, endureciéndonos un poco la piel y practicando el arte de la tolerancia.

Lo sucedido la semana pasada, en Francia, es completamente inadmisible. La intrusión al semanario satírico Charlie Hebdo, donde se asesinó a sangre fría a 12 periodistas; más la toma de rehenes en el mercado judío en Porte de Vincennes, donde murieron otras cuatro personas, dejó aterrorizado a París e indignó a una gran cantidad de personas alrededor del mundo. El lugar en donde se perpetró el atentado, el video transmitido donde se puede ver a uno de los yihadistas (musulmán que lucha una guerra santa) disparando contra un policía, lo que representaban las personas a quienes se asesinó, además de la religión y nacionalidad de los mismos atacantes, fueron importantes para que la noticia cobrara fuerza y el horror se compartiera de forma más rápida.

Comento lo anterior porque no me deja de llamar la atención la apabullante respuesta mundial ante estos acontecimientos, contra la casi nula información en los medios, y la misma reacción popular, sobre el probable asesinato de 2 mil personas en Nigeria cometido por Boko Haram, siendo mujeres, niños y niñas la mayoría de las personas ultimadas. Aunado a esto, no puedo evitar preguntar por qué la desaparición y posible brutal homicidio de 43 estudiantes en Ayotzinapa, México, no provocó una respuesta igual.

¿Qué elemento habría faltado para que la reacción fuera similar? ¿Que se hubiera cometido en un país desarrollado, de los mal llamados “de primer mundo”? ¿Que las víctimas gozaran de cierto reconocimiento en su lugar de origen? ¿Que pertenecieran a una clase social media o acomodada? ¿Que los perpetradores fueran musulmanes? ¿Qué?

ob_bf5caa_img-11327342173689El ataque al semanario fue realizado por extremistas islamistas que consideraban que las caricaturas publicadas por la revista ofendían a su profeta, Mahoma, quien, en su opinión, merecía ser vengado a toda costa, incluso ofreciendo sus propias vidas. La respuesta de indignación es lógica y esperada, así como el rechazo a este tipo de acciones, pero los sentimientos deben separarse de la doctrina que practicaban los terroristas, pues aunque su justificación fue el Islam, esto no indica que su pensamiento coincida con el de los otros 2 mil millones de musulmanes en todo el mundo.

Es cierto que los mahometanos han perpetrado varios actos terroristas en honor del Islam, pero no son los únicos que intentan imponer por la fuerza su forma de pensar, o asesinar discrecionalmente a quienes no profesan su credo. Ahí están registradas en la historia las cruzadas emprendidas por los países católicos europeos en “Tierra Santa”, la Santa Inquisición, la persecución de los judíos, el holocausto en la Segunda Guerra Mundial, la limpieza étnica contra los islamistas en la antigua Yugoslavia, el bombardeo reciente de Israel sobre Palestina, por citar sólo algunos casos.

Por más que las religiones del mundo compartan la idea de que Dios es amor y se debe amar a los demás, las diferencias entre ellas han generado cruentos conflictos entre sus practicantes. De hecho, quizás las tragedias más vergonzosas de la humanidad han tenido un trasfondo religioso, ya que, como especie, parece que no hemos aprendido a sentirnos cómodos con aquellos que son distintos a nosotros.

anandayapaPrecisamente porque estas diferencias han sido el origen de choques entre personas con otras creencias, o incluso de aquellas que no tienen ninguna, es por lo que se requiere que exista un Estado laico que asegure la libre práctica entre ellas, el respeto entre todas, sin que ninguna afecte los derechos individuales de las y los ciudadanos. Quienes trabajen en puestos de gobierno pueden profesar la fe que quieran, pero en su trabajo han de ser completamente laicos y objetivos, o renunciar a su cargo si es que no son capaces de mantener su neutralidad.

Los actos con trasfondo religioso que dañan a la ciudadanía no sólo son aquellos como el ataque a Charlie Hebdo, o al mercado kosher en París, están también los que desde la cúpula del poder intentan implementar una única forma de pensar, arrebatándoles derechos a los demás. Casos como estos son comunes en países latinoamericanos, entre ellos México, donde se presume la laicidad de sus gobiernos, pero en la práctica se niegan Derechos Humanos con fundamento en el catolicismo. Sólo así se explica que siga existiendo el miedo a legislar a favor de integrar a la figura del matrimonio a las parejas homosexuales, que se continúe negando a las mujeres el acceso al aborto seguro o que no tengamos una adecuada educación sexual en las escuelas.

En numerosos países como México, que se presumen laicos, muchas personas son obligadas a acatar credos que no comparten, esto quizás no califica como un acto terrorista, pero sí como violencia sistémica y sistemática. Antes de satanizar a toda una religión por los actos de unos cuantos, es importante analizar hasta qué grado participamos en la violencia que nuestros propios vecinos o vecinas viven por nuestras creencias personales, así como identificar aquello que consideramos ofensivo con lo que en realidad lo es, ya que un beso entre dos hombres podrá no ser aceptado por muchas doctrinas, o ser del agrado de algunas personas, pero el único derecho que eso les da sobre ello es el de voltear hacia otro lado.

El amor es más fuerte que el odio.

El amor es más fuerte que el odio.

Esta columna fue publicada en Diario de Colima el 12 de enero de 2015.

Publicado en Derechos Humanos, Libertad de Expresión, Reflexión, Religión, Tolerancia | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Centro De Justicia Para Las Mujeres


Para cerrar el año, el Gobierno del Estado por fin tomó la decisión de inaugurar el Centro de Justicia para las Mujeres, el cual tiene la finalidad de “contribuir a la reducción de las tasas de violencia de género, así como fomentar la cultura de la denuncia y reducir la impunidad”, según informaron las autoridades.

El centro tuvo un costo final de más de 23 millones de pesos, debido a la infraestructura y el equipamiento con el que cuenta. Hace casi un año, Diario de Colima hizo una visita al edificio donde atestiguó que, en realidad, se trata de un complejo destinado a facilitar todos los servicios, trámites y procesos que requiere realizar una mujer que ha sido violentada.
Dicho espacio parte de un modelo creado por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), cuyo objetivo es brindarle a la impartición de justicia una mayor perspectiva de género, haciendo una estructura con ciertas características físicas para que resultara agradable y segura, que además tuviera en sí misma todas las instancias, tanto gubernamentales, como organizaciones de la sociedad civil, a las que una mujer puede recurrir para denunciar y protegerse de un caso de violencia.

Estos centros, que se han ido implementando en todas las entidades de la República, tienen como finalidad ejecutar la obligación del Estado de promover el acceso de las mujeres a la justicia, dando así cumplimiento a los artículos primero y cuarto constitucionales, y al artículo 2 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en el entendido de que, aun cuando la ley reconoce las mismas garantías a hombres y mujeres, en la práctica, la aplicación de la justicia no es equitativa.

Los desarrolladores del complejo se basaron en el Family Justice, que se adoptó en San Diego, California; en el Modelo de Atención Integral realizado en Guatemala; así como en los Centros de Justicia para Mujeres de Chihuahua, Campeche, Ciudad Juárez y Chiapas, integrando en el mencionado modelo, tanto el diseño estructural, logístico, como el tipo de servicio y trato a las personas usuarias. Los lineamientos para su creación y operación se pueden consultar en el siguiente link: http://www.conavim.gob.mx/work/models/CONAVIM/Resource/421/1/images/lineamientosCJMVF21mar2013.pdf.

Es positivo que, por fin, el Gobierno del Estado haya puesto en funcionamiento el Centro de Justicia para las Mujeres, el cual responde a la necesidad de las colimenses de contar con un espacio donde se garantice un ambiente seguro para quienes han sido agredidas. Lo anterior no es una necesidad menor, si consideramos que Colima ha venido ocupando los primeros lugares en violencia contra este sector en diversos rubros, de acuerdo a los resultados de las diferentes Encuestas Nacionales sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh) que se han elaborado.

Es un avance, sin duda, pero también un compromiso que el Gobierno del Estado debe mantener, tanto de éste que ya termina, como del que viene el 1 de noviembre, que implica prever el presupuesto necesario para sostenerlo, sin escatimarle ni un centavo, así como facilitar el acceso a las organizaciones de la sociedad civil especializada en dichos temas, para que su presencia en el centro sea permanente, sin menoscabo de los compromisos externos con los que cuentan.

El procurador Marcos Santana Montes hizo énfasis, durante la inauguración, sobre “la sensibilidad que siempre lo ha caracterizado” al gobernador Mario Anguiano Moreno (quien, por cierto, no asistió a la apertura del complejo), dando a entender que el Mandatario es sensible a la violencia que viven las mujeres en el Estado. Si así fuera, Anguiano Moreno debería ser congruente con esa sensibilidad, transversalizando la perspectiva de género en cada uno de los rubros de su gobierno, el cual cuenta con sólo una secretaría a cargo de una mujer, quien fue designada hace unos meses.

También sería un buen momento para capacitar adecuadamente al personal de la Procuraduría en el Protocolo de Investigación del Delito de Feminicidio, para asegurar que se tipifique correctamente, evitando así que, por negligencia (porque si fuera premeditado, sería un crimen en sí mismo), se contribuya a la impunidad que incrementa el peligro sobre la vida de las mujeres colimenses. Es año nuevo, sería bueno iniciarlo con estos buenos propósitos.

POST SCRÍPTUM

Es sospechoso que la PGJE no haya enviado ningún oficio al Congreso del Estado de Colima para pedir el desafuero del diputado Esteban Meneses, quien se encuentra bajo licencia, tras haber sido acusado de herir a una mujer con un machete y con el mismo golpear su carro, después de que ésta le solicitara que moviera su vehículo para pasar. No sólo significa un riesgo para la agredida, ya que el fuero impide que la víctima interponga una orden de protección contra el legislador, sino que puede prestarse a especulaciones, estando los tiempos electorales tan cerca, y por tanto, vigentes las negociaciones que comúnmente se dan entre partidos.

El caso del fuero debe analizarse cuidadosamente. No nada más es injusto y anacrónico, aunque habrá sus defensores, sino que también pone en una situación de indefensión a las esposas, concubinas y mujeres familiares de funcionarios y representantes populares que cuenten con él. En una indagación hecha por las abogadas de Iusgénero, a propósito del ataque del diputado Meneses Torres, descubrieron la indisposición de las y los juzgadores a emitir una orden de protección contra una persona con fuero, lo que significa sacrificar a la víctima, yendo en contra de la Constitución mexicana, los tratados internacionales, así como del mismo sentido común. Va siendo momento de que Colima dé otro paso adelante, legislando sobre esta figura, bien desapareciéndola, o imponiendo excepciones que garanticen los Derechos Humanos.

Esta columna fue publicada el 5 de enero de 2015 en Diario de Colima.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario